Resolución de conflictos: Cuatro técnicas para dejar de sufrir en tus discusiones

¿Chocas continuamente con tu pareja? Descubre las técnicas de resolución de conflictos más efectivas para solucionar tus discusiones. La comunicación es la clave para cualquier relación.

7 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Resolución de conflictos: Cuatro técnicas para dejar de sufrir en tus discusiones

En muchas ocasiones los humanos chocamos. Ya sea con nuestra pareja, con familia o amigos, pensar diferente en una situación es algo común y completamente aceptable. El problema es que a la mayoría de nosotros no nos han enseñado ninguna técnica de resolución de conflictos que permita que estas situaciones se conviertan en un aprendizaje y no en toda una pesadilla.

Aprender a comunicarnos efectivamente y a saber decir tus puntos de vista sin generar mal ambiente es una de las asignaturas pendientes de la sociedad. Por este preciso motivo existen dinámicas de resolución de conflictos con las que nos podemos apoyar para poder hacer que estos instantes sean mucho más productivos.

¿En qué consiste la resolución de conflictos?

Un conflicto social aparece cuando dos personas chocan en sus aspiraciones, creencias o valores. Este tipo de conflictos pueden surgir entre todo tipo de relaciones, pero los más comunes acostumbran a ser entre una pareja.

Las técnicas de resolución de conflictos para adultos se refieren a ese proceso que se orienta a llegar a un acuerdo entre las dos partes. Este tipo de resolución de problemas puede tomar distintas formas: de negociación, de evitación o incluso de ceder ante el adversario. Lo importante es conseguir comunicarse adecuadamente en estas situaciones no sólo para no dañar a alguien importante, sino incluso para no causarte un dolor innecesario para ti mismo.

Cómo gestionar los conflictos de forma constructiva

Existen diferentes herramientas para hacer que la gestión de conflictos sea mucho más efectiva. Muchos somos los que tememos tener una idea diferente y poner las cartas sobre la mesa con un familiar, amigo y sobretodo junto a nuestra pareja. No poder llegar a un punto en común o tener una dinámica de resolución de conflictos puede ser una barrera que haga que nuestra relación se estanque y no evolucione hacia mejor. Existen muchos métodos para soluciona problemas de comunicación de este estilo, pero si estás continuamente enfrentándote a tu media naranja, una buena decisión puede ser asistir a las denominadas terapias de pareja junto a un psicólogo profesional. Aun así aquí darás con los métodos de resolución de conflictos más eficaces para poder salir de estas confrontaciones más que aireados.

Cómo gestionar los conflictos

1.      Necesidad de confianza

Una de las primeras formas de hacer que todo conflicto social no derive en una situación negativa para los dos participantes es confiar en el otro. Tener una confianza mutua es un antecedente más que necesario para poder cooperar en la solución de conflictos. Existen muchas evidencias de que para generar un conflicto constructivo debe existir una confianza en el otro. Esta confianza implica que las dos partes saben que pueden expresarse libremente sin que la otra parte utilice esa información en su contra. Cualquier relación (sea en una pareja, familiares o amigos) necesita una confianza para que se sea sostenible en el tiempo y saludable para ambas partes. Debes saber que existen muchas investigaciones que prueban que la confianza es un elemento de las relaciones muy fácil de destruir que de crear.

2.     Controversia constructiva

Una de las formas más efectivas de resolver problemas o de la gestión de conflictos es aprender a escuchar las argumentaciones del otro sin saltar emocionalmente. La controversia constructiva consiste en oír con atención la opinión de los demás, tratar de comprender sus preocupaciones y utilizar puntos de vista opuestos para visualizar mejor el problema. Para conseguirlo requiere de cuatro pasos:

  • Desarrollar y expresar la propia opinión: Al presentar una opinión cada una de las partes puede investigar así su propio punto de vista y ver si sus argumentaciones son suficientemente firmes. Sin embargo, esta presentación debe ir acompañada con tener una mente abierta respecto a la posición del otro.
  • Cuestionar y comprender las opiniones de los demás: La resolución de conflictos debe ir de la mano de la escucha y la empatía. Poder comprender la situación del contrario es uno de los puntos vitales para llegar a una solución de conflictos.
  • Integrar y crear soluciones: Crear nuevas alternativas puede ser una de las bases para poder llegar a un acuerdo entre los dos protagonistas. Aunque los dos participantes sean incapaces de llegar a un acuerdo en esta dinámica de resolución de conflictos, es completamente necesario intentar a aprender a ser más flexibles.
  • Acordar e implementar soluciones: En lugar de centrarse en ganar, las dos partes deben aprender a buscar un punto en común. En una discusión no puede haber un ganador o un perdedor, de la misma forma que nadie tiene más culpa que el otro.

3.     Negociación

Una de las técnicas de resolución de conflictos en niños o adultos más efectiva es la negociación. Este proceso consiste en que ambas partes intenten crear conjuntamente un acuerdo para poder resolver el conflicto. Existen dos tipos de negociaciones que son más que efectivas. Para poder lograr que uno de estos métodos de resolución de conflictos tenga la suficiente fuerza, el primer paso es que exista una negociación integradora. Tener una actitud completamente cooperativa es la clave para que esta gestión de conflictos sea más que efectiva.

4.     Mediación

Una de las técnicas de resolución de conflictos más efectivas para las parejas que discuten frecuentemente es la mediación. Este método consiste en un proceso mediante el cual un tercero facilita la comunicación constructiva entre las dos partes. La finalidad es llegar a un acuerdo mutuo entre las dos visiones sin tener que poner esa responsabilidad al mediador. Sin embargo, este tipo de dinámica de resolución de conflicto no es una estrategia que se pueda usar para siempre. La meta de esta técnica es poder llegar a mejorar la comunicación entre los participantes.

¿Existe una terapia de resolución de conflictos?

Actualmente existen muchas técnicas que nos ayudan a intentar llegar a un acuerdo o una solución de los conflictos. Tanto es así que muchos psicólogos se han especializado en las terapias de parejas e incluso existe una terapia para la resolución de conflictos. Durante estas sesiones el terapeuta busca enseñar a las personas habilidades para la resolución de conflictos que no sólo está enfocado a las parejas sino a todo tipo de relaciones.

Terapias de pareja para resolver conflictos

Detrás de este modelo de terapia existe la realidad de que un conflicto puede generar emociones negativas en cada uno de los individuos participantes. De este modo, cuando le conflicto no se resuelve de forma adecuada, esta negatividad puede persistir y tener consecuencias graves en la relación.

Durante estas sesiones la meta es llegar a entrenar a cada una de las partes para que se obtengan habilidades para la resolución de conflictos. En ellas se anima a los participantes a unirse cuando se enfrentan a situaciones difíciles y se les anima a trabajar conjuntamente en lugar de luchar para ganar durante una discusión.

La finalidad de estas dinámicas de resolución de conflictos es explorar los sentimientos de cada parte y descubrir nuevos escenarios beneficiosos para los dos integrantes. El objetivo es identificar nuevos patrones de comportamiento con los que evitar las reacciones negativas y poder llegar a un punto en común durante las discusiones.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Elgoibar,P;Euwema, M; Munduate, L; (2017). Conflict Management. Oxford Research Encyclopedias https://oxfordre.com/view/10.1093/acrefore/9780190236557.001.0001/acrefore-9780190236557-e-5
  • Dreu, C. K. W., Beersma, B., Steinel, W., & Van Kleef, G. A. (2007). The psychology of negotiation: Basic processes and principles. In A. W. Kruglanski & E. T. Higgins (Eds.), Social psychology: Handbook of basic principles (2nd ed., pp. 608-629). New York: Guilford Press.
  • Deutsch, M., Coleman, P., & Marcus, E. C. (Eds.). (2007). Handbook of conflict resolution (2nd ed.). San Francisco: Jossey-Bass.
  • Gelfand, M. J., & Brett, J. M. (Eds.). (2004). The handbook of negotiation and culture. Stanford, CA: Stanford University Press.
  • Pruitt, D. G. (1998). Social conflict. In D. Gilbert, S. T. Fiske, & G. Lindzey (Eds.), Handbook of social psychology (4th ed., Vol. 2, pp. 89-150). New York: McGraw-Hill.

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapias de pareja