¿Qué es ser neurodivergente o neurotípico? Tipos de neurodiversidad

¿Qué significa ser neurodivergente? ¿Cuáles son las diferencias entre neurotípicos y neurodivergentes? Descubre la neurodiversidad y por qué deberíamos apoyar este término.

19 ENE 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Qué es ser neurodivergente o neurotípico

Cada vez existen más personas que abogan por centrarnos en las diferencias que existen en nuestro cerebro, en lugar de los ‘déficits’. El término neurodivergente hace referencia a un movimiento creciente que considera las diferencias de la neurología otorgan a las personas diversidad y otras habilidades valiosas, en lugar de verlo como un trastorno que requiere de tratamiento.

¿Qué es ser neurodivergente?

La palabra neurodivergente se usa para describir a las personas con autismo, déficit de atención con hiperactividad (TDAH), dislexia, síndrome de Tourette, entre otras condiciones. El movimiento de la neurodiversidad presenta un cambio de paradigma en la comprensión del funcionamiento mental ya que se aleja de distinguir a los individuos con estas condiciones como diferentes a los denominados ‘neurotípicos’. De esta forma, estas diferencias neurológicas son una contribución importante a la diversidad en la sociedad.

Neurotípico y las neurodiverencias

Por un lado, la neurodiversidad se trata de la idea de que es normal y aceptable que las personas tengan cerebros que funcionen de manera diferente. En lugar de pensar que existe algo ‘malo’ o ‘problemático’ cuando las personas no funcionan de manera similar a otras, la neurodiversidad abarca todas las diferencias.

En cambio, ser neurotípico hace referencia a alguien que tiene las funciones cerebrales y los comportamientos considerados estándar o típicos. Por lo tanto, los neurotípicos suelen alcanzar todos los hitos del desarrollo y del comportamiento en los mismos momentos y edades que se consideran estándar para la mayoría de las personas.

Tipos de neurodivergencia

Existen muchas formas diferentes en las que se manifiestan las neurodivergencias, desde formas leves en las que la mayoría de personas no lo notarían hasta comportamientos más obvios que harían que una persona se comporte de manera diferente a lo ‘normal’ en nuestra sociedad. Los ejemplos más comunes de neurodivergencia son los siguientes:

  1. Autismo: El autismo se conoce como un trastorno del espectro ya que tiene muchas formas de presentarse. Los autistas se consideran neurodivergentes debido a que tienen un comportamiento o actitud diferente a las de un neurotípico. Además esta condición puede incluir desafíos tanto en la socialización como en las habilidades sociales. Aun así, los autistas suelen mostrar estas habilidades: gran atención a los detalles, gran capacidad de enfoque, creatividad y habilidades de aprendizaje visual.
  2. TDAH: El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se trata de un trastorno que implica que una persona experimente dificultades para controlar sus pensamientos, atención, comportamientos y emociones. Por lo tanto, las personas con TDAH pueden tener dificultades en la organización, pueden estar inquietas o parecer desinteresadas o desconectadas del entorno. En cambio, su neurodivergencia implica pensar de manera innovadora, ser capaces de ver planteamientos que los demás no pueden, tener más energía y a menudo ser más sensibles.
  3. Dislexia: La dislexia a menudo se asocia con leer mal, así como escribir o pronunciar palabras o letras de manera desordenada, pero la realidad es que abarca más que esto. Por ejemplo, esta neurodivergencia implica experimentar dificultad para organizar palabras en oraciones, adquirir un vocabulario o pronunciar palabras o seguir ciertas instrucciones. En cambio, las personas con dislexia suelen sobresalir en el procesamiento visual, además tienden a tener una fuerte conciencia espacial y pueden llegar a ser muy creativos/as.
  4. Otros tipos: Otros tipos de neurodivergentes incluyen al síndrome de Tourette, la dispraxia, la sinestesia, la discalculia, la epilepsia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo-compulsivo, entre otros. 

Qué es ser neurodivergente

¿Cómo saber si eres neurodivergente?

Si te han diagnosticado con alguna de las condiciones anteriores, entonces te considerarías un neurodivergente. Por otro lado, si nunca has sido diagnosticado/a formalmente, pero te sientes identificado/a con muchos de los rasgos de un tipo de neurodivergencia, quizá deberías acudir a un psicólogo/a profesional.

Tener un diagnóstico formal puede brindarte un sentido más profundo a la comprensión sobre por qué funcionas de la manera en lo que lo haces y cómo trabajar con ello. En cambio, si nunca te han diagnosticado de estas neurodivergencias y no te has sentido identificado/a con algún rasgo de estos, entonces es probable que seas neurotípico.

¿Por qué deberíamos aceptar la neurodiversidad?

Existen algunos hechos que pueden ayudarnos a enfatizar la razón por la que deberíamos aceptar el término de neurodiversidad:

  • Estudios: Las personas procesamos la información de diferentes maneras. De hecho, enfocarnos en la neurodiversidad ayudaría a mejorar nuestro sistema educativo, permitiendo que todos se desarrollaran a través de sus virtudes.
  • Trabajo: Las personas con rasgos neurodivergentes pueden pasar mucho tiempo tratando de adaptarse a su entorno laboral. De hecho, es posible que necesiten gestionar tanto sus impresiones sociales como encontrar formas de bloquear las distracciones. Con el tiempo, esto puede afectar tanto el rendimiento laboral como la salud física y mental de un neurodivergente. En cambio, si el lugar de trabajo se adapta al concepto de neurodiversidad, las personas podrían aliviar parte del estigma o el estrés que puede afectarles.
  • Enfocarse en lo positivo: Los defensores de la neurodiversidad sugieren que se presta demasiada atención a las deficiencias que acompañan a condiciones como el TDAH. De hecho, piensan que es mejor enfocarse en aquello en lo que alguien es bueno, y no en lo que le ‘falta’. Por ejemplo, existen evidencias de que las personas con TDAH son más espontáneas y empáticas. Por otro lado, las personas con autismo suelen tener más capacidad para prestar atención a los detalles complejos y finalmente, las personas con dislexia pueden percibir ciertos tipos de información visual mejor que los que no tienen esta condición.

Aunque se requiere de más investigaciones, los expertos sugieren que los genes de estos trastornos del desarrollo se podrían mantener porque vienen con ciertas ventajas evolutivas. Por ejemplo, comportamientos como la hiperactividad o la impulsividad podrían haber ayudado a nuestros antepasados a encontrar comida o alejarse del peligro. Aun así, se deben realizar más estudios sobre la neurodiversidad y la neurodivergencia para extraer más conclusiones.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Neurodiversity. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/basics/neurodiversity
  • Resnick, A (2021). What Does It Mean to Be Neurodivergent? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/what-is-neurodivergence-and-what-does-it-mean-to-be-neurodivergent-5196627
  • Wiginton, S (2021). What Is Neurodiversity? Web MD. https://www.webmd.com/add-adhd/features/what-is-neurodiversity   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre autismo