Acceso centros Añade tu centro gratis

Buenos hábitos delante del plato

Con tan solo unas pequeñas pautas conductuales podemos realizar unas comidas más sanas y saludables. El factor psicológico es esencial en la alimentación. 

26 AGO 2014 · Lectura: min.
Buenos hábitos delante del plato

Desde que somos niños podemos aprender ciertas pautas a la hora de comer que pueden hacer que los alimentos nos aporten sus nutrientes de manera más saludable, y de esta  manera, previnamos futuros problemas de sobrepeso . Si estos hábitos no se han adquirido desde la niñez, nunca es tarde para adquirir una educación nutricional inicial con los pequeños pasos que describimos a continuación:  

- Darnos tiempo para comer, masticando la comida y no tragándola . De esta manera le proporcionamos al sistema digestivo el alimento procesado y triturado y la absorción de nutrientes se facilita .  Esto ayuda a que la comida sea menos pesada y además da más tiempo para que el reflejo de saciedad se active y comamos lo que necesitamos, sin caer en la gula.

- Respetar una duración determinada a la comida , que suele rondar la media hora . De esta manera no sentiremos una presión por terminar rápido y se nos hará más facil mantener un ritmo más pausado para comer. 

- Siempre intentar comer sentado, pues cuando comemos de pie tendemos a acabas antes y como hemos dicho, eso afecta negativamente sobre el ritmo de ingestión.

- No comer ni mucho ni poco, y para ello el plato de comida no tiene que estar ni vacío ni rebosante. La sensación tras la comida tiene que ser de sentirse satisfecho y no pesado.                                        

Las pautas que proponemos son pequeños cambios en nuestra conducta que nos ayudarán a mantener unos hábitos más saludables a la hora de comer y para aquellas personas ansiosas es una práctica formidable para ejercitar el manejo del impulso de comer y aprender a tomar conciencia sobre lo que se come y como se come.

Si quieres conocer otras pautas que podrían ayudarte a mantener unos hábitos sanos alimenticios no dudes en ponerte en contacto con profesionales de la psicología. Ellos pueden ayudarte, además de con pautas ocnductuales, en el manejo de emociones, consecución de metas y todos los factores psicológicos implicados en la alimentación. 

Escrito por

María Polite

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre bulimia