Consecuencias del bullying: ¿Cuáles son los efectos del acoso escolar en la adultez?

¿Sabes cuáles son las consecuencias del bullying? ¿Crees que los efectos del bullying no van más allá de la infancia o la adolescencia? Descubre cómo nos afecta el bullying en nuestra vida.

14 NOV 2018 · Última modificación: 22 FEB 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cuáles son las consecuencias del bullying?

Pese a lo grave que puede llegar a ser el hecho de sufrir bullying, aún hay mucha gente que piensa que esto es una exageración, que los niños son crueles y malos con los iguales y formulan alegremente la siguiente pregunta: ¿Quién no ha sufrido un poco de acoso en la infancia, a quién no le han puesto un mote incómodo, dejado de lado o robado el bocadillo? De esta forma el bullying normaliza y naturaliza así algo que no es ni normal ni natural. En muchas ocasiones, existen ciertas consecuencias del acoso escolar que veremos a continuación. 

¿Cuáles son las causas del acoso escolar o bullying?

Los niños no son malos por naturaleza ni crueles. La única cosa que es diferente a los adultos es que aún no han desarrollado la empatía lo suficiente, y por lo tanto, se centran en cubrir sus necesidades sin importar la manera en la que eso pueda afectar a los iguales. Por ejemplo, si un niño en el parque quiere un columpio, irá corriendo a subirse, sin importar que haya otro niño balanceándose en él, por lo que seguramente acabará generando un conflicto. Es tarea del adulto y sólo del adulto, enseñar un mínimo de normas de comportamiento y ayudarle a tener en cuenta las necesidades y deseos de los demás. Si eso no se hace, el niño podrá ser un futuro acosador.

Las víctimas de bullying lo pasan tremendamente mal, somatizan hasta el punto de tener dolores gastrointestinales reales o incluso desarrollan intolerancias alimentarias, no quieren ir al colegio, bajan su rendimiento académico o por el contrario se vuelcan tanto en lo académico que no hacen otra cosa, lloran cada día de la semana, baja su autoestima, toman una posición sumisa y lo peor de todo es que muchas veces no verbalizan su sufrimiento a nadie, llegando a extremos catastróficos como el suicidio en algunos casos. Muchas personas piensan que la solución es cambiar de colegio, y en parte lo es, el acoso puede dejar de producirse (o no). No obstante, el daño ya está hecho, y las secuelas se pueden arrastrar hasta la vida adulta por mucho que se realice un cambio de entorno social.

En muchos casos el bullying tiene consecuencias para la vida adulta. Tanto es así que en muchas ocasiones las víctimas del bullying tienen ciertos estragos en su psicología. De esta forma, en la exploración de la infancia y adolescencia muchas veces aparecen situaciones de bullying y es sorprendente como la persona lo verbaliza (aunque ya esté en la vida adulta y haya llovido mucho de eso) con vergüenza y dolor. Muchas veces les cuesta explicar sucesos concretos que vivieron o motes que les han provocado graves complejos que arrastran hasta hoy.

Consecuencias del bullying

¿Cuáles son las principales consecuencias del bullying en la vida adulta?

Existen ciertos efectos del bullying que repercuten en la psique de las personas que lo han sufrido. Tanto es así que una víctima de bullying puede sufrir lo siguiente. 

  • Baja autoestima

Una de las consecuencias del bullying principales es la baja autoestima que se presenta en estos casos.  La mayoría de las víctimas del bullying (por no decir todos) son personas que no se valoran o quieren suficiente. Se consideran feos/as, gordos/as, sienten vergüenza de alguna parte de su cuerpo que consideran desproporcionada (aunque no sea así), rechazan llevar gafas o el pelo de una determinada manera, se han hecho cirugías estéticas, o se sienten personas incapaces, poco merecedoras de afecto y aprecio o poco válidas en general.

  • Inhibición y/o desconfianza hacia los demás

El mecanismo de defensa cuando se sufre bullying suele ser el aislamiento social. La persona se siente totalmente sola y aprende que no se puede confiar en nadie porque cualquiera te puede dañar. En la vida adulta este mecanismo que funciona como una muralla defensiva se ha hecho más fuerte. Suelen ser personas que aunque se relacionen socialmente, evitan hablar de cualquier aspecto más personal o íntimo y los problemas los esconden a los demás. De esta forma, una víctima de bullying acaba siendo una persona que gestiona sus problemas de manera autosuficiente y si no pueden hacerlo se bloquean, pero no buscan ayuda a nadie por temor a una posible traición.

  • Falta de habilidades sociales

El aislamiento social sufrido en la infancia hace que no se hayan enfrentado a suficientes situaciones sociales por lo que puede haber una torpeza a la hora de relacionarse. Tanto es así que una de las consecuencias del ciberbullying o del bullying es que las personas que lo han sufrido parecen peculiares o extrañas, tienen un sentido del humor algo particular y se pueden ofender fácilmente con cualquier broma que se realice. Además son extremadamente sensibles a la crítica, sintiendo cada pequeño detalle como una gran queja y ofendiéndose mucho. Pueden parecer torpes a la hora de mantener conversaciones, hacer elogios, conocer gente nueva, etc.

  • Evitación del conflicto

Como la autoestima de las víctimas del bullying infantil es baja y se sienten normalmente inferiores a los demás o poco válidos, suelen ser personas que evitan el conflicto a toda costa y por tanto, no suelen dar su opinión a menos que sea estrictamente necesario o expresar una queja. En muchos casos una de las consecuencias del acoso escolar es precisamente la falta de capacidades por parte de la persona de poder establecer límites hacia los demás. 

  • Aparición de ciertos trastornos psicológicos

Esa mochila que conlleva todas estas consecuencias del bullying en la vida adulta, puede hacer aflorar dificultades psicológicas como fobia social, trastornos de la conducta alimentaria como anorexia o bulimia, agorafobia, depresión y trastornos del estado de ánimo o ansiedad genralizada. 

Si has sido víctima de bullying en la infancia y consideras que te ha afectado en cómo eres y a tu personalidad, no tienes porqué conformarte. Pide ayuda profesional para superar esa etapa y cambiar aspectos de tu manera de funcionar en el presente que te harían sentir mejor.

¿Cómo afrontar los efectos del bullying?

¿Cómo superar las consecuencias del bullying?

Para poder superar los efectos del bullying que repercuten a la vida adulta es esencial intentar conocerse a uno mismo y trabajar en nuestro interior. Según los psicólogos podemos seguir los siguientes consejos.

1. Reconozce el acoso escolar de tu pasado

En muchas ocasiones las personas sufren todas las consecuencias del bullying durante la madurez a causa de que no reconocen o no le aportan importancia a lo sufrido en la infancia o la adolescencia. Esto es debido a la vergüenza o culpa que sienten hacia sí mismos a causa de los efectos del bullying. Uno de los primeros pasos para sanear tu interior es precisamente reconocer que fuiste una víctima del bullying. 

2. Recupera el control de tu mente

Las personas que han sufrido las causas del acoso escolar acostumbran a tener un pensamiento pesimista. De esta forma, es esencial intentar controlar los pensamientos negativos que invaden la mente en estos casos. Por ello, debes cambiar la negatividad en tu mente para tomar las riendas de tu vida.

3. Reconoce tu valor y valía

Trabajar en tu autoestima será esencial para combatir todos los efectos del bullying. La confianza y la seguridad se ve mermada en las ocasiones en las que una persona sufre del bullying de los niños cuando es pequeña. Por ello, debemes combatir tus inseguirdades y volver a construir tu autoestima de nuevo. 

4. Evita aislarte

El exceso de críticas vividas durante la infancia puede provocar que una de las consecuencias del bullying sea precisamente intentar aislarse de todas las demás personas. De esta forma, es muy común sufrir de ansiedad social en la adultez de las personas que han sufrid de acoso escolar. Es vital intentar combatir estas sensaciones y salir de la zona de confort para poder dejar atrás el aislamiento social. 

¿Cómo superar los efectos del acoso escolar?

5. Analiza el trauma

Una de las consecuencias del acoso escolar son los traumas que acaban perjudicando a la salud mental de la persona que lo ha padecido. Es esencial intentar analizar lo que causó el trauma o la experiencia que lo originó para poder tratarlo des de la perspectiva actual. Ver que sólo podemos tener control del presente nos ayudará a combatir estas sensaciones respecto a nosotros. 

6. Cambia tu forma de pensar

Los pensamientos obsesivos suelen tomar el control mental de las personas que han sufrido los efectos del bullying. En muchos casos para poder dejar atrás las consecuencias del ciberacoso o del bullying es esencial intentar reflexionar sobre los pensamientos negativos que tenemos respecto a nosotros. 

7. Aprende a valorarte por tí mismo

El bullying y sus consecuencias vienen mucho de la mano de intentar darle más valor a lo que piensan de nosotros a lo que somos realmente. Por ello, podemos intentar vencer estas malas sensaciones respecto a nosotros dejando atrás lo que opinen de nosotros y valorándonos por nuestros propios valores. 

En la mayoría de casos del bullying las personas requieren de la ayuda de un profesional de la psicología para poder afrontar estas sensaciones. A pesar de ello, es vital intentar esfrozarse y cultivar nuestro interior para superar todas las consecuencias detrás del bullying. De esta forma podremos ser la mejor versión de nosotros mismos.  

PUBLICIDAD

Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil

Bibliografía

  • MCNamee, D (2019). What are the adult health consequences of childhood bullying? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/283042
  • Gordon, S (2019). 10 Ways for Adults to Heal From Childhood Bullying. Very Well Family. https://www.verywellfamily.com/10-ways-for-adults-to-heal-from-childhood-bullying-460794  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

1 Comentarios
  • Cristina

    Me llamo Cristina,vivo en Gerona y tengo 46 años.Quiero contarte mi experiencia del bullying no con victimismo(que no me gusta) sino como tal.Yo sufrí bullying desde los 8 años que yo recuerde hasta los 18(hasta los 21 que dejé el instituto también sufrí pero ya estaba más desvanecido puesto que de los 18 a los 21 cambié otra vez a otro instituto y allí había pocos del instituto anterior)..digo que yo recuerde porque me parece que antes de los 8 años en la guardería algún rechazo había tenido.Es decir ya empezaba.Fue HORROROSO.No se trataba de que fuera gorda,ni corta,etc…era que era muy vulnerable,demasiado buena niña y de buena fe, y otros descargaban en mi su rabia y frustaciones,etc…esto de mayor me lo dijeron y ya lo integré.En mi caso el bullying era verbal,psicológico,etc y solo una vez a la salida del cole unos niños intentaron abusar de mi y luego me tiraron piedras. Nací en un hogar con mucho amor por parte de mi madre que no recibió el amor que debía de la suya y yo que soy esquerpa me ahogaba.Mis padres no me aceptaban.Mi madre veía en mi el marido que no aceptaba y mi padre se veía en mi a él mismo quien tenía una mochila de problemas emocionales grande y quien no se aceptaba.Esto lo vi también de mayor.Por suerte nací muy independiente,aunque no me dejaban serlo en casa.Demasiada sobreprotección,etc y yo era la primera de 3 hermanos…Ir al colegio cada día era HORROROSO y tenía que soportar cada día desprecios,insultos,se burlaban de mi,no me querían,etc….El colegio donde iba era privado,y iban muchos ricos y yo iba vestida muy simple,como mi madre sabía y puesto que mis padres eran humildes e hicieron el esfuerzo economico de darnos una buena educación.Esto lo valoro mucho.No llevabámos uniforme,por desgracia,cosa que hubiera facilitado el ir todos iguales y no sentir vergüenza por como mi madre me vestía y peinaba.El caso que no tengo un recuerdo muy feliz de mi infancia ni adolescencia.Pero como soy una gran superviviente y el Universo siempre ha estado de mi lado,fui saliendo de la situación como pude,no sin intenciones de suicidarme y quitarme la vida alguna vez.Pero quedó en intenciones.Por suerte como digo,la Vida me fue poniendo ayudas conforme mi nivel de consciencia.La 1ª a los 19 años,una psicologa-médica-homeopata muy buena que fue mi ángel de la guarda,la madre que necesitaba.No tenía amigos y los muy pocos que tenía era porque mis padres me llevaban a convivencias religiosas a partir de los 15 años y hasta los 18 y allí la gente era buena y alguna hice allí,cosa que me alegró.Pero no los tenía cerca pues eran de pueblos de lejos pero almenos había hecho amigos y gente que no me despreciaba. Solo una niña que era muy buena,cuando cambié de cole a los 14 años porque no podía soportar más y me fui al instituto,me pidió perdón por lo que me habían hecho.Y yo pensaba que en el instituto sería diferente y no.Fue igual pq alguno había del cole anterior que fue “expandiendo que yo debía ser marginada”.Así se acordó.Y también fue así, igual por mi vibración.Tenía mucho miedo y esto se detecta y entonces ya has pillado. En aquella época no había la conciencia que hay ahora del tema y los profes no sé ni si se daban cuenta o simplemente lo consideraban cosas de niños y ya está.No lo sé. La cuestión es que la psicologa que sabía mi situación me aconsejó independizarme de casa de mis padres a los 22 años.Yo tenía miedo a mi madre que tenía un carácter muy fuerte(cosa que no juzgo porque ella tampoco tuvo nada fácil)y sentía indiferencia por mi padre(que no desamor).El proceso de independencia fue MUY DURO.No había tenido una base de relación con los demás y tuve que apañarmelas para conseguir mi objetivo.Los trabajos no me duraban y yo traía siempre conmigo la gran mochila del pasado,no a nivel consciente sino cada vez más,y gracias a la terapia,a nivel inconsciente.Como dije,la vida me fue bendiciendo con regalos en forma de un buen trabajo después que me echaran de varios sitios(en unos duraba más,en otros menos pero no encajaba con nadie por más que quisiera hacer el trabajo),etc..y seguía yendo a terapia..a consecuencia de no poder comunicarme con los otros por no saber relacionarme desarrollé una vida interior muy rica.La cuestión es que siempre he sufrido,desarrollé un TOC(quizás ya mi personalidad de nacimiento era también propensa al TOC) y me medicaron por esto y me hicieron también terapia.Incluso fui al psiquiatra a los 26 años aconsejada por una chica del pueblo muy buena persona y me tomé medicación para la depresión y gran ansiedad.La necesitaba en aquel entonces y con el nivel de consciencia y experiencia que tenía. Con ayuda,mi objetivo de independizarme y vivir yo sola y la ayuda del Universo también me compré un piso con el paso del tiempo y fui estabilizando mi situación.También un coche.No hay nada más motivador para seguir adelante que tener objetivos. El caso es que yo llevaba años sin acordarme del bullying sufrido.A nivel consciente hacía mucho que no me dolía pero sí en el inconsciente.Es decir yo me olvidé del bullying pero él no se olvidó de mi en mi día a día. Tenía muchas resistencias,no entendía que hacía en este mundo,y sobretodo me resistía a trabajar en grupo y la vida me había traido un trabajo que me gustaba pero tenía que estar en grupo. Con mucho esfuerzo y valentía por mi parte conseguí librarme de la resistencia a trabajar en grupo.Entendí que por más que no me gustara la vida quería que estuviera allí para trabajar/curar alguna cosa.Evidentemente si en el grupo había gente buena no me costaba nada aunque no supiera relacionarme bién,pero si había gente mala entonces detonaba el dolor de lo que había sufrido. Pensé que ya lo tenía más que superado el bullying,pero solo estaba enterrado en el insconsciente.Hasta que hace poco volvió a aparecer el dolor.Me asombró porque esto no me había pasado desde hacía 20 y pico de años pero como intento entender que quiere decir la vida con esto creo que quiere ponermelo consciente para que lo disuelva definitivamente y marche el GRAN dolor que quedó enquistado de hace MUCHO tiempo. He tenido que lidiar también con la baja autoestima,la gran inseguridad,las dudas,estado depresivo,el MIEDO.Mi emoción principal es el MIEDO y no hay rencor almenos a nivel consciente.Y con el miedo permanente a la vida activas la ansiedad a todas horas.Por esto tengo un carácter ansioso. He leído tus comentarios y parecía verme a mi misma.Deja secuelas en la edad adulta, y el dolor aunque pensemos que ya no está,puede salir en cualquier momento,como me está pasando a mi.Aunque quizás si hablas conmigo no me notarás nada.No se me nota.O quizás sí si eres muy perceptivo. Pero como soy positiva sé que tengo muchas defensas emocionales de tantos años.Sé que he salido de muchas y que el Universo está de mi parte y ayuda a la gente buena.Y procuro valorar todo lo que tengo y me he ganado yo sola,que me ha costado lo mío y no solo a nivel economico.He tenido que luchar mucho en la vida,y la primera lucha conmigo misma…. Siempre he tenido una gran resistencia y miedo a vivir,por lo sufrido.Y hasta el día de hoy soy consciente que no he vivido,simplemente he sobrevivido y funcionado.Con 2 ovarios y fuerza.Soy una persona especial,aunque todos somos especiales y únicos y como digo yo,unos más peculiares que otros. No juzgo para nada a mis padres,esto no lo he dicho.La psicologa con la que fui a los 19 años me hizo entender que ellos hicieron lo que sabían.Por tanto nunca ha habido rencor hacía ellos.Y tampoco aparentemente hacía mis agresores en la escuela.Pero sí os digo que marca MUCHO en la adultez. En fin,me debo dejar cosas pero si sigo así voy a escribir un libro. Gracias por existir Cristina

últimos artículos sobre bullying