Los 5 grandes rasgos de la personalidad: ¿Qué características personales te definen?

¿Sabes cómo es tu personalidad? ¿Cuáles son las características de tu personalidad? Descubre la teoría de los 5 grandes rasgos de la personalidad de Goldberg y descubre cómo eres.

16 MAY 2018 · Última modificación: 26 AGO 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

La teoría de los 5 grandes rasgos de la personalidad

Definir nuestros rasgos de personalidad es una tarea difícil para cualquiera. La razón de ello es que las personalidades son complejas, y poder establecer una definición de la personalidad es una tarea titánica. A pesar de ello, dentro de la psicología diferentes investigadores se han atrevido con este reto. Aun así existen muchas teorías sobre los tipos de la personalidad en la psicología. Uno de los más populares es la teoría de los 5 grandes rasgos de la personalidad. En ella nos podemos acercar a grandes rasgos a las características de la personalidad de una persona. 

¿Qué son los rasgos de la personalidad?

La definición de la personalidad es un proceso muy complicado. Dentro de la psicología, existen diversos modelos que intentan definir las características de la personalidad y su significado. Una de las teorías más conocidas dentro de esta ciencia es el modelo de los 5 grandes rasgos de la personalidad del psicólogo Lewis Goldberg. 

Este modelo intenta definir los aspectos de la personalidad de un individuo a través de cinco factores o cinco rasgos. En esta teoría la personalidad se entiende como un conjunto de patrones de pensamientos, sentimientos y comportamientos que son relativamente duraderos a lo largo de nuestra vida.

La teoría de la personalidad de Goldberg defiende que los rasgos de cada persona pueden agruparse en cinco grandes dimensiones, que son las que configuran cómo es una persona.

La teoría de los Cinco Grandes, que es como también se la conoce, no es propia de Lewis Goldberg, sino que este psicólogo y profesor emérito de la Universidad de Oregón recogió estudios de profesionales anteriores, como Galton, McDougall, Thurstone, Fiske, Tupes y Cristal, aunque fue el propio Goldberg el que le dio nombre a la teoría.

El planteamiento de la misma es que cualquier personalidad está definida por cinco rasgos o elementos que, a su vez, están formados por variables más específicas. Cada rasgo o componente de la personalidad se distingue por una letra mayúscula.

Los 5 grandes rasgos de la personalidad

Goldberg estableció que existían cinco tipos de personalidad en la psicología según sus investigaciones. De este modo, cada una de ellas indicaba las características personales tanto positivas y negativas que encontrábamos en la personalidad de una persona. Estos eran los siguientes.  

1. Neuroticismo (Factor N)

El Neuroticismo es uno de los rasgos de la personalidad que hace alusión al poder que tienen las personas para adaptarse a los cambios y hacer frente a los problemas. Explica la estabilidad emocional de una persona por cuanto ayuda a definir cómo reacciona cada sujeto ante una situación determinada o una crisis personal.

Dentro de sus rasgos psicológicos encontramos emociones negativas como la tristeza, el miedo, la ira…, sentimientos que puede influir en nuestra reacción y condicionar la adaptación a esos cambios. Si explica la estabilidad emocional de las personas, las variables que definen este factor nos indicarán que una persona puede ser más equilibrada o menos, puede ser más tranquila o más nerviosa, más despreocupada o con tendencia a agobiarse ante los problemas.

Características de una personalidad con neuroticismo elevado

  • Experimenta mucho estrés
  • Preocupación por muchas cosas diferentes
  • Se enfada fácilmente
  • Experimenta cambios drásticos en el estado de ánimo
  • Sufre de ansiedad
  • Lucha para recuperarse después de períodos con mucho estrés

Características de una personalidad con neuroticismo bajo

  • Emocionalmente estable
  • Maneja bien el estrés
  • Rara vez se siente triste o deprimido
  • No se preocupa mucho
  • Es muy relajado/a

Características de la personalidad con neuroticismo

2. Extraversión (Factor E)

Este es el rasgo de la personalidad encargado de definir la sociabilidad de las personas, su relación con los demás y la forma que tiene con interaccionar con los otros. Las variables que lo conforman ayudan a saber si se es pesimista u optimista, introvertido o extrovertido, hablador o callado, abierto o reservado… En función de los elementos, estaremos ante una persona más sociable, extrovertida y activa o un sujeto más introvertido, tranquilo y reservado.

Por lo tanto esta personalidad en la psicología se caracteriza por definir a personas que tienden a llenarse de energía ante las situaciones sociales. Es decir, una de las características de una persona con una elevada extraversión es que estar con otros les ayuda a sentirse repletos de energía y a llenar de emoción sus vidas. 

En cambio, aquellas personas que se definen con los 'aspectos negativos' de la extraversión (que no implica algo malo, sino lo contrario de este rasgo de la personalidad) tienden a ser más reservadas, así como sienten que 'gastan' su energía al estar en ciertos entornos sociales. Por lo tanto, cuando se tienen estos rasgos de carácter más introvertidos los individuos requieren de un período de soledad y tranquilidad para poder recargar su energía. 

Características de la personalidad con extroversión elevada

  • Disfruta siendo el centro de atención
  • Le gusta iniciar conversaciones
  • Disfruta al conocer gente nueva
  • Tiene un amplio círculo social de amigos y conocidos
  • Le resulta fácil hacer nuevos amigos
  • Se siente lleno/a de energía cuando está cerca de otras personas
  • Explica las cosas antes de pensar en ellas

Características de la personalidad con extroversión baja

  • Prefiere la soledad
  • Se siente agotado al tener que socializar mucho
  • Le resulta difícil iniciar conversaciones
  • No le gustan las charlas triviales
  • Piensa detenidamente las cosas antes de hablar
  • No le gusta ser el centro de atención

3. Apertura a la experiencia (Factor O)

Este se trata de uno de los rasgos de la personalidad que han sido más debatido ya que no hay una unanimidad en cuanto a su interpretación por parte de los profesionales que investigan el concepto de la personalidad. Este rasgo está formado por variables tales como la inquietud intelectual, la búsqueda de nuevos retos y experiencias, la imaginación, la independencia, el gusto por la variedad, la creatividad. Según las variables, hablaremos de personas más abiertas y curiosas o personas más conservadoras.

Cuando las personas presentan rasgos elevados de estos factores de la personalidad suelen tener una amplia gama de intereses. Por lo tanto, en este aspecto, las cualidades positivas de una persona con alta apertura a la experiencia suelen ser la curiosidad por el mundo, las otras personas y la energía que sienten al intentar aprender cosas nuevas o de disfrutar de nuevas experiencias. 

De este modo las personas que tienen un alto nivel de apertura a la experiencia suelen ser muy aventureras y creativas. En cambio, aquellas que tienden hacia lo contrario de estos rasgos psicológicos suelen ser más tradicionales y presentan dificultades con el pensamiento abstracto.

Características de una personalidad con apertura a la experiencia elevada

  • Muy creativo/a
  • Abierto a probar cosas nuevas
  • Centrado a afrontar nuevos retos
  • Le encanta pensar en conceptos abstractos

Características de una personalidad con apertura a la experiencia baja

  • No le gusta el cambio
  • No disfruta de las cosas nuevas
  • Se resiste a las nuevas ideas
  • Con poca imaginación
  • No le gustan los conceptos abstractos o teóricos

Los 5 grandes rasgos de la personalidad

4. Amabilidad (Factor A)

Como su propio nombre indica, este es uno de los factores de la personalidad que se define por el respeto, la empatía y la tolerancia de una persona con respecto a los demás. En uno de estos rasgos del carácter tienen cabida variables como el altruismo, la bondad, la confianza… y nos dicen si un sujeto es egocéntrico o humilde, si es egoísta o altruista, si es frío y distante o cercano y confiado.

Por lo tanto, las personas con un alto nivel de estos rasgos personales, es decir cuando su definición de la personalidad se caracteriza por los aspectos positivos de la amabilidad, suelen ser individuos con tendencia a ser más cooperativos con los demás. En cambio cuando se define por los aspectos negativos de estos rasgos de la personalidad las personas pueden ser incluso manipuladoras con los de su alrededor.

Características de la personalidad con amabilidad elevada

  • Tiene mucho interés en otras personas.
  • Se preocupa por los demás
  • Es empático/a
  • Disfruta ayudando y contribuyendo a la felicidad de los otros
  • Ayuda a otras personas que necesitan ayuda

Características de la personalidad con amabilidad baja

  • Se interesa poco por los demás
  • No le importa cómo se sienten los de su alrededor
  • Tiene poco interés en los problemas de otras personas
  • Insulta y menosprecia a los demás
  • Manipula a otros para conseguir aquello que ellos quieren

Principales rasgos de la personalidad

5. Responsabilidad (Factor C)

El último factor de la teoría de los rasgos de la personalidad hace referencia a la capacidad que tienen las personas a la hora de organizarse y responder a los demás. Así, los elementos que conforman este factor son la organización, el autocontrol, la puntualidad… En definitiva, es un factor que nos informa de si un sujeto es o no capaz de controlar sus impulsos, de organizar sus tareas, de ser responsable con las normas sociales, de respetar a los demás.

Cuando una persona está muy definida por los aspectos positivos (o elevados) de esta personalidad las personas suelen caracterizarse por tener altos niveles de consideración hacia los demás, un buen control de sus impulsos y tienden a saber organizarse para conseguir sus objetivos. En cambio, cuando el individuo está definido por sus aspectos negativos suelen tender al desorden y a la falta de organización en sus vidas. 

Características de la personalidad con responsabilidad elevada

  • Se prepara con tiempo
  • Termina las tareas importantes de inmediato
  • Presta atención a los detalles
  • Disfruta al tener un horario fijo

Características de la personalidad con responsabilidad baja

  • No le gusta la organización ni los horarios
  • No se ocupa de sus tareas
  • No devuelve las cosas a su tiempo
  • Procrastina en aquellas tareas más importantes

Al saber características de nuestra personalidad podemos enfocarnos en mejorar nuestros defectos y virtudes para poder sentirnos más a gusto con nosotros mismos. Si crees que requieres de ayuda profesional para poder establecer una buena definición de tu personalidad, puedes contar con nuestros psicólogos especialistas. Saber quién eres es el primer paso para disfrutar de todos los aspectos de tu vida. 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Susman, D (2021). The Big Five Personality Traits. Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/the-big-five-personality-dimensions-2795422
  • PT, (2020). Big 5 Personality Traits. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/basics/big-5-personality-traits
  • Grice, J. W. (2019). Five-factor model of personality. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/science/five-factor-model-of-personality   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 1
  • Tere Hurtado Rodriguez

    Hola!! Como saber cuál es mi personalidad ? Gracias

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal