¿Qué es el termómetro de las emociones? 5 Pasos para identificar tus emocionales

¿En qué consiste el termómetro de las emociones? ¿Cómo se realiza esta técnica para identificar nuestras emociones? Descubre los pasos para usar esta herramienta y poder gestionarlas.

6 MAY 2019 · Última modificación: 14 JUN 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Qué es el termómetro de las emociones y cómo podemos realizarlo?

Existen diferentes formas de expresar nuestras emociones. Pero, a pesar de ello, son muchas las ocasiones en las que nos cuesta ver cómo estamos y cómo nos afectan estos sentimientos. Los psicólogos tienen un sistema con el que a través de actividades para trabajar las emociones en adultos y niños, las personas pueden llegar a desarrollar la habilidad de poder decir aquello que tienen por dentro. ¿En qué consiste la técnica denominada termómetro de las emociones?

¿Qué son las emociones?

Antes de saber cómo usar la técnica del termómetro emocional, debemos tener presente en qué consisten las emociones. Según la definición psicológica de esta, las emociones son "un compendio de rasgos estables de personalidad, competencias socio-emocionales, aspectos motivacionales y diversas habilidades cognitivas" (Fernández y Extremera, 2005).

¿Qué es el termómetro de las emociones?

El termómetro emocional es una herramienta muy útil para utilizar con niños (o personas de otras edades) con dificultades para detectar y manejar las emociones que están experimentando. Se emplea para guiar en el aprendizaje de la gestión emocional.

De esta forma, puedes realizar estas actividades para expresar sentimientos y emociones en adultos y niños. La razón de ello es que a través de esta herramienta nos permite detectar mejor y lidiar de una forma más efectiva con nuestras emociones. Según los psicólogos el termómetro de las emociones nos permite lo siguiente. 

  • Poner una situación en perspectiva

Una de las consecuencias de no saber controlar o gestionar nuestras emociones es precisamente no saber poner las cosas en perspectiva. En estos casos, las personas suelen dejarse llevar por las emociones y no ver las cosas de una forma más realista. Por ello, este termómetro emocional para niños y adultos puede llegar a hacernos ver las cosas con otros ojos. 

  • Construir conciencia de sí mismo

Saber cómo son nuestras emociones o como pueden afectarnos es una manera eficaz de conocernos más a nosotros mismos/as. Tanto es así que en muchas ocasiones al tener más conciencia de sí mismo/a es una de las claves para gestionar mejor nuestras emociones y nuestras reacciones ante cada uno de los sentimientos que surgen en nuestro interior. El termómetro emocional nos ayuda a tener más conciencia de lo que pasa por nuestro interior. 

¿Para qué sirve el termómetro de las emociones?

  • Desarrollar un plan de autogestión

El termómetro de las emociones nos permite tener una herramienta muy eficaz para poder gestionar los sentimientos en momentos de crisis. Gracias a conocer este método tendremos la capacidad de poder gestionar estas emociones. 

  • Conecta pensamientos, sentimientos y acciones

A veces confundimos nuestros pensamientos con nuestros sentimientos y acabamos actuando de una forma que no nos gusta. Por ello, el termómetro emocional para niños y adultos puede ayudarnos a detectar y a separar nuestras emociones de lo que realmente queremos hacer.

El termómetro de las emociones nos ayuda a gestionar nuestros sentimientos de la mejor forma posible. En muchos casos las personas acaban siendo esclavas de sus propias emociones. Si crees que este es tu caso, siempre puedes contar con la ayuda de esta técnica o de un psicólogo profesional para aprender métodos para tomar las riendas de tu mente y tus sentimientos. 

¿Para qué sirve el termómetro de las emociones?

Gracias al termómetro de las emociones, las personas pueden desarrollar las emociones y la inteligencia emocional. Esta capacidad nos permitirá solucionar problemas, facilitar la adaptación al medio, favorecer un razonamiento más efectivo, permitir pensar más inteligentemente sobre la propia vida emocional así como detectar y expresar nuestros sentimientos.

En definitiva, gracias a esta habilidad interpersonal la persona puede percibirse a sí misma en su totalidad, detectar cómo se encuentra en cada situación y poder actuar adecuadamente para responder a las demandas emocionales presentadas. Además, en ocasiones, permite una correcta respuesta a estímulos que generan sensación de alerta, inseguridad, miedo, sospecha... Por tanto, son también un medio de supervivencia.

Pasos para realizar el termómetro de las emociones

Existen una serie de pasos para poder realizar la técnica del termómetro emocional. Estas actividades para trabajar las emociones son efectivas en adultos y niños. Según los psicólogos puedes realizarlo de la siguiente forma. 

1. Elige las emociones en las que te quieres focalizar

El primer paso para realizar este termómetro emocional para niños o adultos, es elegir las emociones que se quieren trabajar (se puede poner también la manera correcta de actuar frente a ellas, para que sirva de recordatorio al niño/a). Esto permite priorizar las emociones que se quieren trabajar, ya que no se debería intentar gestionar todas al mismo tiempo. 

"Sentir emociones es lo que hace a nuestra vida rica"

Daniel Goleman

2. Pinta el color de tu emoción

Elaborar el termómetro de las emociones en función del color en el que percibes cada una de ellas. Para ello, debes dibujar un termómetro y colorear en función de cómo sientas la emoción. De esta forma podrás identificar tanto el nivel en el que sientes esta emoción, así como detectar la emoción concreta. 

3. Colocar el termómetro de las emociones en un lugar visible

Colocarlo en un lugar visible para que esté fácilmente accesible en caso de necesitarlo. De esta forma, podrás llegar a detectar cuándo te están afectando las emociones y el nivel en el que lo están haciendo. Al principio deberás tener el termómetro de las emociones dibujado, pero cuanto más lo uses, más te acostumbrarás a tenerlo en tu mente y a usarlo a través de tu imaginación. 

"No somos responsables de las emociones pero sí de lo que hacemos con las emociones"

Jorge Bucay

¿Cómo hacer el termómetro emocional?

4. Analiza tus emociones

Analizar cada una de las emociones seleccionadas y representadas en el termómetro emocional respondiendo a una serie de preguntas en una situación de tranquilidad. Posteriormente, realizar este proceso ante la presencia real de alguna de las emociones. Las preguntas a responder pueden ser:

  • ¿Qué siento? 
  • ¿Cómo lo expreso? 
  • ¿Cuál es la forma correcta de expresarlo? 

El ejercicio del termómetro de las emociones se puede realizar empezando con las emociones que le resultan sencillas de controlar, e ir aumentando progresivamente su dificultad.

5. Practicarlo con asiduidad

Si tienes este termómetro para colorear a tu lado, esto te permitirá favorecer su interiorización y el aumento de su gestión emocional de manera progresiva.

"Al menos un 80% del éxito en la edad adulta proviene de la inteligencia emocional"

Daniel Goleman

Las emociones son una parte esencial de nuestra vida. Por ello, saberlas gestionar nos permitirá tener la capacidad de vivir una vida repleta de matices.

PUBLICIDAD

Escrito por

Olalla Santiago

Ver perfil

Bibliografía

  • Bisquerra, R. (1998). Educación Emocional. Barcelona: Praxis.
  • Bisquerra, R. (2000). Educación Emocional y bienestar. Barcelona: Praxis.
  • Fernández-Berrocal, P., y Extremera, N. (2002). La inteligencia emocional como una habilidad esencial en la escuela. Revista Iberoamericana De Educación29(1), 1-6. Recuperado a partir de https://rieoei.org/RIE/article/view/2869
  • Goleman, D. (1996). Inteligencia Emocional. Barcelona: Kairós.

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicología infantil