Adolescencia y psicología: ¿Cómo afrontar los cambios psicológicos en la pubertad?

¿Sabes todos qué cambios psíquicos tienen lugar en la adolescencia? Descubre cómo afrontar los cambios en la adolescencia y ayudar a tus hijos a superar todas sus etapas con la psicología.

15 JUL 2019 · Última modificación: 23 FEB 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Adolescencia y psicología: ¿Cómo afrontar los cambios de la pubertad?

En la adolescencia la psicología es una herramienta útil para poder afrontar todos los cambios que supone esta etapa de nuestra vida. Durante la adolescencia aparecerán una serie de sucesos vitales para la evolución personal de nuestros hijos. Por ello, es esencial intentar acompañar de la mejor forma los cambios psicológicos en la adolescencia.

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es una etapa evolutiva que supone una transición de la niñez a la adultez. Cuando somos adolescentes nos encontramos con numerosos cambios en un corto espacio de tiempo, lo que genera un impacto en la persona que a su vez provoca transformaciones comportamentales.

Uno de los momentos clave en la psicología adolescente son los ligados al aspecto físico, donde la persona comienza a observarse de un modo diferente, pudiendo comprobar que su etapa infantil está quedando atrás y a su vez sin ubicarse en el mundo adulto, por lo que a nivel comportamental el menor requiere de un desligamiento familiar y una búsqueda de un espacio propio y de su autonomía, dando un lugar importante a su grupo de iguales, con los que comparte situación, gustos y actividades.

¿Cuáles son los cambios psicológicos en la adolescencia?

Una de las principales características de la adolescencia y los que suponen muchos problemas con los adolescentes son precisamente aquellos cambios relacionados con su psique. De esta forma, los cambios durante la adolescencia acaban siendo retos que no sólo deben afrontar el mismo adolescente sino también todo su alrededor más cercano. Los principales que podemos encontrar son los siguientes.

1. Crisis en la identidad

El niño entra en la adolescencia con dificultades, conflictos e incertidumbres que se magnifican en este momento vital, y debe salir de este periodo hacia la madurez con una personalidad estructurada e integrada. A través de la adolescencia el individuo logra alcanzar una entidad personal y una adecuada auto-cognición. De esta forma, los cambios en la adolescencia supondrán la base de lo que será la identidad principal del adulto. Por ello, los cambios psicológicos en la adolescencia son muy importantes y cobran una especial relevancia en nuestro constructo de la personalidad adulta.

Cambios durante la adolescencia

2. Cambios biológicos

Cambios físicos que cuestionan la imagen que el adolescente tenía de su cuerpo y le obligan a realizar una reconciliación con él. Durante este periodo, el crecimiento físico se acelera realizándose casi a saltos que desconciertan al adolescente y le generan mucha inseguridad. El hecho de que su cuerpo se convierta en un extraño está directamente relacionado con la crisis de identidad que el adolescente atraviesa. Éste puede vivir los cambios corporales como una amenaza a su atractivo y éstos pueden deteriorar la confianza en sí mismo. A pesar de que la etapa de la adolescencia está muchas veces identificada con estos cambios físicos, la realidad es que  estos suponen más consecuencias a nivel emocional que en el aspecto físico.

3. Búsqueda de la identidad sexual

En la mediana adolescencia, sufren otra crisis, y esta es por su identidad sexual o de género. La edad adolescente supone un punto de inflexión para desarrollarse a nivel sexual. De esta forma, es la etapa en que las personas suelen experimentar más en su sexualidad y donde normalmente se encuentra el género y la orientación sexual. Uno de los principales problemas en la etapa de la adolescencia es precisamente cuando estos pueden percibir que su identidad sexual no está dentro de lo establecido como ‘normal’. En estos causas es esencial consultar con psicólogos de adolescentes para poder ayudar a definir sus orientaciones sexuales y aceptarlas, sean las que sean.

4. Aceptación en los roles sociales

En la última etapa de la adolescencia, surge la crisis en los roles sociales, la omnipotencia de "saberlo todo" se ve condenada a ceder y, el adolescente será lo que logre llegar a ser. Uno de los principales cambios durante la edad de la adolescencia es cuando las personas intentan ser aceptadas por determinados grupos sociales. A través de esta pertenencia a un grupo el adolescente intentará ser aceptado por la sociedad y buscará la aprobación de este círculo para cualquiera de sus decisiones durante esta etapa. Por ello, durante la adolescencia es importante las relaciones que se establecen ya que tendrán un fuerte impacto en la el desarrollo de la vida del adolescente.

5. Impulsividad y agresividad

Debido a los cambios emocionales, las etapas de la adolescencia son más que conocidas por la impulsividad y la agresividad que suelen tener los diferentes tipos de adolescentes. Es completamente normal que en la adolescencia existan ciertos impulsos agresivos que pueden suponer un reto para los padres de adolescentes. A pesar de ello, debemos comprender que los cambios psicológicos en la pubertad son los principales propulsores de esta actitud.

Principales etapas de la adolescencia

6. Mala gestión emocional

Debido a todos los cambios psíquicos que tienen lugar en la adolescencia, las personas suelen padecer de una mala gestión emocional. Tanto es así que es completamente comprensible que los padres de adolescentes no comprendan algunas de las actitudes de sus hijos debido a ello. En muchos casos, tendremos que asumir que estos cambios emocionales en la adolescencia son difíciles de manejar y lo único que podemos hacer es dar apoyo emocional a nuestros hijos para poderlos superar.

7. Tomar riesgos o decisiones peligrosas

Las etapas de la adolescencia pueden ser muy peligrosas debido a la toma de riesgos que puede suponer toda la mezcla de interacción social y mala gestión de emociones que estos experimentan. En este aspecto, una de las pautas para padres de adolescentes es intentar fomentar una educación respecto a los riesgos que puede suponer las drogas o las relaciones sexuales sin protección.

Como podemos observar los cambios en la adolescencia constituyen una crisis de identidad global. Una crisis que le permite llegar, a través de sus tomas de decisiones y de sus identificaciones pasadas y presentes, con sus "modelos" y con su imagen del "yo ideal", a significarse como un ser individual (único y reconocible), socialmente aceptado y sexuado. Esta crisis implica atravesar y elaborar una serie de importantes duelos que suponen la pérdida del cuerpo, del rol y la identidad infantiles, y de los padres que le protegían en la infancia.

Estudios recientes han constatado que, a pesar de su habitual oposición y desconexión con la familia, los hijos e hijas adolescentes desean y necesitan llevarse bien con sus padres. Comprender el proceso que están atravesando y recordar que nosotros también fuimos adolescentes nos ayuda a ser más pacientes y acompañar a nuestros hijos/as en esta fase.

Consejos para padres de adolescentes

Durante las etapas de la adolescencia es vital que los padres sean una fuente de apoyo para sus hijos. A pesar de que los padres intenten con todos sus recursos ayudar durante el desarrollo de la psicología adolescente la realidad es que en algunos casos los niños pueden no querer la relación con los padres. En estos casos, puede ser útil consultar con un psicólogo de adolescentes si se observar diversos problemas en la actitud de nuestros hijos. Principalmente, podemos solucionar la relación con el adolescente a través de los siguientes consejos.

  • Escuchémosles primero

Con frecuencia, los/as adolescentes suelen quejarse de recibir continuas reprimendas y de que sus padres/madres no los escuchan. Tan importante es marcar unos límites y decir "no" a nuestros hijos/as como prestarles atención cuando quieren expresarnos sus puntos de vista y lo que sienten, aunque nos cueste encajarlos. Antes de sentenciar nada, intentemos ponernos en su lugar, empaticemos con ellos/as como lo haríamos con una amiga o amigo que apreciamos, ya que algunos aspectos que los adultos consideramos insignificantes, son de vital importancia en la adolescencia. Además, cuanto más se sientan escuchados, más receptivos estarán posteriormente para escuchar y aceptar lo que sus padres/madres tienen que decirles.

  • Negociar lo negociable

Hay situaciones que no son negociables y en las que tenemos que ser firmes (llegar tarde a casa, hábitos no saludables...), pero hay otras muchas (estilo de vestir o de peinarse, jerga juvenil, alguna salida de tono leve) en las que no merece la pena entrar en una lucha de fuerzas con nuestros hijos/as, aparte de que no estaríamos respetando su soberanía −independencia−en cuestiones en las que tienen derecho tomar sus propias decisiones. En este sentido, distinguir lo que es importante debatir y lo que no, esto es, relativizar en muchos casos, ayudará a tener menos discusiones y mucha mejor relación con nuestros hijos/as.

Consejos para padres de adolescentes

  • Nuestro ejemplo

Para poder exigir respeto a nuestros hijos/as adolescentes, los padres/madres debemos comportarnos también respetuosamente con ellos/as. Los/as jóvenes desafían y ponen a prueba muchas veces a sus padres/madres, buscan provocar reacciones como prueba de su existencia e independencia, y esto suele irritar a los padres/madres. En estos casos, lo mejor es hacer acopio de nuestra paciencia y evitar dar rienda suelta a nuestro enfado siempre que se pueda, teniendo especial cuidado en no descalificar o humillar a nuestro hijo/a.

  • Evitar la sobreprotección

Es nuestro deber aconsejarles y orientarles, porque todavía necesitan nuestra guía, pero no así protegerles de las consecuencias de sus propias decisiones. Hemos de enseñarles a ser responsables de sus actos y solo intervenir cuando las consecuencias pueden ser graves.

  • Humor

El sentido del humor es un recurso muy eficaz para desbloquear conflictos. Es interesante su uso de vez en cuando para desdramatizar situaciones y relajar tensiones.

  • Nuestra presencia

Por último, no olvidar que lo más importante de las etapas de la adolescencia con nuestros hijos/a es nuestra presencia. Que sientan que estamos con ellos/as y que pueden contar con nosotros/as, además de proponerles hacer cosas juntos de vez en cuando, sobre todo actividades al aire libre, con el fin de compartir con los hijos adolescentes más espacios de su vida y no solo el ámbito del hogar, y disfrutar de algunos buenos momentos en familia.

Los cambios psicológicos en la adolescencia pueden suponer todo un reto tanto para los adolescentes y sus padres. Aun así debemos ser un ejemplo para el adolescente e intentar brindarle todo el apoyo que necesita para superar todos los cambios que se presentan durante la edad de la adolescencia.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Bruner, S (2019). Adolescent Psychology: What Makes Teens Different, And How Can Psychology Help? Better Help. https://www.betterhelp.com/advice/adolescence/adolescent-psychology-what-makes-teens-different-and-how-can-psychology-help/
  • Institute of Medicine (US) and National Research Council (US) Committee on the Science of Adolescence. The Science of Adolescent Risk-Taking: Workshop Report. Washington (DC): National Academies Press (US); 2011. 4, The Psychology of Adolescence. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK53420/ 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD