¿Por qué un hijo/a adulto/a rechaza a su madre? 4 Razones detrás de la 'rabia' contra la madre

¿Crees que tu hijo/a tiene una rabia contra ti? ¿por qué puedo sentir un rechazo hacia mi madre? Descubre la razón detrás de estos sentimientos y qué podemos hacer al respeto.

18 ABR 2022 · Última modificación: 9 MAY 2022 · Lectura: min.
¿Por qué un hijo/a adulto/a rechaza a su madre?

Las madres y los hijos/as pueden llegar a tener una relación muy especial. Por desgracia, en algunos casos los hijos/as pueden llegar a sentir rabia contra la madre debido a una serie de razones que no llegamos a comprender. Pero, ¿por qué un hijo/a adulto/a rechaza a su madre? Y sobre todo, ¿qué podemos hacer para sanar esta relación?

¿Cómo saber si un hijo/a tiene rabia contra la madre?

Aunque se trata de una situación rara, existen casos en los que los hijos/as sienten un rechazo hacia sus madres. Esto puede ser debido a una serie de factores que van desde la crianza negligente hasta los problemas de apego en la primera infancia o incluso la presencia de un trastorno mental. En estos casos, los hijos/as que siente una rabia contra la madre presentan las siguientes actitudes:

  • Comportamiento agresivo: Los hijos/as que sienten un rechazo hacia su madre suelen mostrar una actitud más agresiva, incluso pueden tener comportamientos de desprecio hacia ella.
  • Evitación y desapego en las relaciones: La relación que tenemos con nuestra madre también influye en cómo nos vinculamos con los demás. De este modo, cuando existe una mala relación con la madre, esto puede tener como consecuencia una actitud diferente con las interacciones que realizamos con los demás cuando seamos adultos.
  • Desconfianza: El amor de una madre a un hijo/a marcará también la manera en la que nos relacionamos con los demás. Tanto es así que en muchas ocasiones, las personas con un odio hacia la madre debido a una mala relación con ella acaban desconfiando también de las demás personas con las que establecen cierta intimidad.
  • Problemas emocionales: Al existir una mala relación con la madre, muchos hijos/as sufren de problemas emocionales tanto en su infancia, como en su adolescencia y en su vida adulta.

De esta forma, la relación con nuestra madre puede acabar afectándonos en muchos aspectos. Por ello, en estos casos, es recomendable acudir a un psicólogo/a profesional.

Rabia contra la madre

¿Por qué un hijo/a adulto/a rechaza a su madre?

Existen diversos motivos por los que puede existir esta mala relación entre la madre y un hijo/a. Entre las causas más comunes destacamos las siguientes:

  1. Madre controladora: Cuando una madre es demasiado controladora puede acabar haciendo que sus hijos/as lleguen a odiarlas. De hecho, nuestra relación con la madre no solo nos ayuda a formar nuestra propia identidad, sino que también influye en la manera en la que interactuamos con los demás. Entonces, cuando una madre es demasiado controladora, puede acabar creando una mala relación con las emociones de sus hijos/as. En estos casos, los hijos/as pueden tener una rabia contra su madre debido a la culpabilidad que les hacen sentir cuando estos escapan de su control.
  2. Estilo de apego: El estilo de apego implica la manera en la que se relaciona una madre con sus hijos/as. De esta forma, cuando hemos tenido un apego evitativo, ansioso o ambivalente, implica que los niños/as no cuentan del todo con el apoyo de sus madres. Esto puede acabar influenciando tanto nuestra relación y sentimientos hacia la madre y las demás personas. En estos casos, el ‘odio’ hacia la madre puede provenir debido a que sientes una falta de respeto en la manera en la que te ha tratado.
  3. No se respetan los límites: El odio entre un hijo/a y su madre se puede desarrollar cuando los límites no se respetan. Es decir, cuando una madre se entromete demasiado con sus hijos/as y además no respeta los límites que este/a le impone, esto puede acabar creando un rechazo por parte de ellos/as. Muchas veces, un hijo/a puede acabar sintiendo una rabia contra la madre porque está cruzando los límites, criticando y faltando el respeto a sus elecciones.
  4. Trastorno mental: A veces los hijos/as adultos/as que odian a su madre pueden desarrollar estos sentimientos debido a que están bajo la influencia de los síntomas propios de un trastorno mental. La depresión, la ansiedad, el estrés, entre otros trastornos mentales, pueden acabar aislando a la persona y haciendo que acabe tratando mal a las personas de su alrededor.

¿Qué hacer cuando un hijo/a no quiere saber nada de su madre?

Según los expertos, sin un cambio, la relación entre las madres y los hijos/as puede no sanarse. Por ello, la clave es saber cuál fue el error y qué podemos hacer para trabajar en remediarlo.

En muchos casos, el primer paso será empezar a aprender a establecer una buena comunicación con los hijos/as. De hecho, las investigaciones muestran que la falta de comunicación es uno de los principales motivos por los que estas relaciones no se recuperan.

De este modo, para mejorar el vínculo de una madre con su hijo/a se deberá trabajar en el interior y en la relación. Por ello, la ayuda de un profesional de la salud mental será vital. Es decir, recuperar la relación pasará por trabajar en tu interior.

PUBLICIDAD

Escrito por

Andrés Sampayo Salgueiro

Licenciado en Psicología en la especialidad clínica, Máster en Psicología Clínica y de la Salud, Máster en Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental, Máster en Gerontología Social, Máster en Psicoterapia Psicodinámica, Máster en Dirección de Centros para Personas Dependientes y Máster en Profesorado. Más cursos de especialización.

Ver perfil

Bibliografía

  • Shorey, H (2019). Dismissing Parents and the Rejected Adult Child. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-freedom-change/201905/dismissing-parents-and-the-rejected-adult-child
  • Adcox, S (2021). Healthy Relationships Between Mothers and Adult Sons. Very Well Family. https://www.verywellfamily.com/relationships-between-mothers-and-adult-sons-1695804 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 79
  • laura ojeda

    Tengo 34 años y la relación con mi mamá ha sido una montaña rusa, lamentablemente es una persona con ansiedad y depresión y con una actitud muy difícil de llevar, mucho tiempo me cuestionaba el por qué, si somos tan parecidas físicamente y hasta en actitudes algunas, nos llevamos tan mal y me sentía muy mal pero con los años he descubierto que es ella quien tiene un rechazo hacia mi, no puede ver un ambiente tranquilo, siempre busca un motivo para que el ambiente esté tenso, somo 4 hermanas y solo estoy yo bajo la misma casa con ella y cada vez es mas difícil, estoy casada tengo 2 hijos y es muy difícil vivir así.

  • Elsa

    Yo crecí con el rechazo de mi madre según ella por el parecido que tengo con mi padre, me separé de ella cuando tenía 15 años y por 4 supliqué y rogué por llamadas saber de ella, hablar con ella, pedirle algún connsejo o algún te quiero, en esos 3 años sufrí mucho a causa de los maltratos de mi padre y el acoso porque llegué a USA a vivir con él. Me resigné a hablar con mi familia, hoy tengo ya una vida con mis hijos y mi pareja y hasta hace 1 año empecé a hablar con mi madre. Después de 23 años sin verla la vi, pero no siento nada por ella, lo único q hago es comprarle cosas sin sentir nada. Me siento muy poca cosa a su lado que pienso que es lo unico que le gusta de mí.

  • Pastori González López

    Soy madre de un hijo que tiene ya 30 años, me separé y a los 4 años de estar separada se fue con su padre y lo mismo estaba en casa de su tía, abuela, familiar del padre, conmigo no se quería quedar, el abogado me dijo que podía ir por mi hijo con la guardia civil y yo no le podía hacer eso a mi hijo y hoy en día estoy muy arrepentida por dejar que el niño se fuera con quien él quisiera, todo por pensar en no hacerle daño a mi hijo, cosa que ahora pienso que lo hice muy mal, y hoy en día no quiere nada conmigo, le siento como si me odiase.

  • SOM

    Yo por desgracia soy testigo de un maltrato hacia mi madre (85 años) por parte de mi hermana mayor de 59 años. Mi hermana está llena de rabia y rencor y toda su frustración la descarga sobre mi madre. Sin ir más lejos, ayer le destrozó el móvil a pisotones por el simple hecho de que exige que le de en vida todo lo que tiene en las cuentas bancarias y su casa. Según ella, lo necesita más que el resto de hermanos. Es muy frustrante ser testigo de ello he intentar convencer a tu propia madre que la denuncie y le emita una orden de alejamiento. Pero dice que no puede denunciarla porque es su hija. Me da rabia porque mi madre la ha ayudado en todo: crianza de hijos, económicamente, pero para ella nunca es suficiente. Hacía lo mismo con mi padre y sé que va a maltratar a mi madre hasta el fin de sus días. Mis padres han sido unos padres maravillosos. Desde mi experiencia, hay gente mala que maltrata a sus padres por pura maldad y egoísmo.

  • Francisca Zúñiga Fuentes

    Yo tengo un hijo de 17 y uno de 4 años, me separé hace 4 meses trabajando para darles todo lo que sea necesario, el mayor cada vez que le llamo la atención por algo me contesta con mucho odio, creo que me culpa por la separación. Es demasiado triste saber que la persona a la que le das todo te trate pésimo, cuando sale no me contesta el teléfono, es un desafío muy grande y a la vez agotador.

  • Sofia Serna Cano

    Gracias por esa información, desde hace mucho tiempo no tengo buena relación con mi mamá y por esa acumulación de problemas ahora la odio demasiado, nunca había odiado tanto a una persona, me cae mal, yo quiero que se muera.

  • Alex Salazar

    Necesito sanar lo que siento por mi madre, siento un rechazo muy fuerte, dadas las circunstancias necesito su ayuda, eso implica tenerla cerca, soy adulta y mi madre también, pero hay momentos en que deseo mantenerla muy lejos de mí, siento que me sofoca.

  • Marleni Dueñas Vilcarima

    Muchas gracias por la información, ya que yo estoy pasando por un problema similar con mi hijo de 19 años y me gustaría tener ayuda.

  • Lelia Ana Ríos Rodríguez

    Tengo 64 años y fui una madre negligente, ahora entiendo que ahora por miedos e inseguridad, transmití a mis hijos la misma rabia que yo sentí por mi madre y ahora ellos la sienten por mí. Gracias por el tema, ruego me hagan llegar alguna ayuda para enmendar esto. Muy agrdecida.

  • Elvira Huerta

    ¿Por qué no se ponen en el lugar de sus hijos y reflexionan por qué son así con todas ustedes? ¡No se victimicen! Tendrán su sangre pero siguen siendo personas individuales.


Cargando...



últimos artículos sobre terapias familiares

PUBLICIDAD