Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Qué consecuencias psicológicas puede tener fumar cannabis?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El cannabis sativa es una planta de la que se extraen sustancias como la marihuana o el hachís, que se consumen on fines generalmente recreativos. Pero, ¿cuáles son sus consecuencias reales?

28 FEB 2014 · Lectura: min.
¿Qué consecuencias psicológicas puede tener fumar cannabis?
El cannabis sativa es una planta de la que se extraen sustancias como la marihuana o el hachís, que se consumen en muchas partes del mundo con fines generalmente recreativos. De hecho, existen estudios que ratifican que el uso natural del cannabis podría datar del siglo II a.C., dado que ya entonces era valorado por sus compuestos químicos psicoactivos y los efectos que provocaba en el sistema nervioso.

Teniendo en cuenta que, durante siglos, ha sido una sustancia que ha centrado el interés de expertos en todo tipo de campos –químicos, médicos, etc.- se han realizado multitud de investigaciones para determinar algunas de las consecuencias reales que puede tener su consumo, especialmente cuando se fuma:

  • Entre los efectos inmediatos destaca un aumento del ritmo cardiaco y una leve sensación de somnolencia y analgesia moderada. También puede darse un enrojecimiento de los ojos –dada la acción vasodilatadora-, sequedad de boca y aumentar el hambre –especialmente cuando empiezan a desaparecer los otros efectos-.
  • Desde el punto de vista psicológico, parece que se produce una disminución del funcionamiento intelectual dado que el THC –abreviatura de tetrahidrocannabinol, principal compuesto psicoactivo del cannabis- puede distorsionar la percepción sensorial de la realidad, aumentar la hilaridad y la locuacidad durante varias horas –a lo que seguirán unas horas de somnolencia y apatía-, afectar a la capacidad para pensar normalmente, a la memoria y a la coordinación normal de los movimientos. Si se consumen dosis muy altas puede provocar paranoias, alucinaciones y episodios de pánico.
  • Si al consumirlo se mezcla con otras sustancias, como el tabaco o el alcohol, los efectos pueden agravarse y, sobre todo, crear una adicción aún mayor –especialmente en el caso del tabaco, ya que las sustancias que conforman los cigarrillos comunes son altamente adictivas-.
  • A largo plazo pueden acentuarse los efectos inmediatos, provocar daños irreparables en las neuronas y generar alteraciones permanentes en el estado de ánimo, pérdidas de memoria o problemas de sueño que impidan desarrollar una actividad personal o profesional de forma normal.
  • Diferentes organizaciones de salud coinciden en que un consumo excesivo puede llegar a ser muy nocivo para el organismo, tanto física como psicológicamente, y derivar en episodios graves de depresión o esquizofrenia.
  • No obstante, también hay defensores del cannabis que abogan por legalizar su consumo con fines terapéuticos. Según apuntan, su efecto analgésico puede ser especialmente eficaz para aliviar los síntomas de algunas enfermedades crónicas, prevenir convulsiones e, incluso, ayudar en el tratamiento de desórdenes y déficits de atención.
psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Fernando Diez

    Pienso que fumar maría, si se hace de forma esporádica, no tiene por qué crear una gran adicción, al contrario de lo que ocurre con otras drogas como el tabaco, la cocaína... Y no digo la heroína. Con esto no quiero decir que fumar marihuana sea bueno, sino que es una droga que creo que se puede controlar, como el alcohol, y por lo visto, ayuda a los enfermos de cáncer. Con relación a la legalización de las drogas, soy partidario, ya que esto eliminaría las mafias y su enorme sobreprecio. Con el alcohol no hay mafias, y el hecho de que sea legal no conlleva más adicciones. Lo ideal sería, además dela legalización, una buena formación de los daños de cada droga. Está visto que aquellas personas a las que sus padres les han hablado con claridad y veracidad de las drogas, y además les han dado mucho cariño. No tienen problemas de este tipo cuando son adultos.

últimos artículos sobre drogadicción