Adicción al cannabis: ¿Cuáles son sus síntomas y cómo es el síndrome de abstinencia? 

¿Cómo es la adicción al cannabis? ¿Quieres conocer las consecuencias de la marihuana en el cuerpo? Entra y descubre qué es la adicción al cannabis y cómo es su síndrome de abstinencia. 

29 JUL 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Adicción al cannabis: ¿Cuáles son sus síntomas y cómo es el síndrome de abstinencia? 

El cannabis es una planta herbácea que crece en regiones tropicales y subtropicales pudiéndose obtener de ella tanto fibra textil como otros productos con propiedades psicoactivas. De hecho, se conoce desde hace siglos por sus propiedades tanto medicinales como recreativas. En este sentido, la marihuana (un producto del cannabis) es administrada en ocasiones con un objetivo medicinal encontrándose que para algunas enfermedades como, por ejemplo, el dolor crónico, la esclerosis múltiple, etc. ha mostrado un efecto beneficioso porque se le atribuyen propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Sin embargo, el consumo de los preparados del cannabis (marihuana, hachís, polen, etc.) hace que constituya una de las drogas ilegales más consumidas en Europa extendiéndose la creencia generalizada de que es menos dañina que otras drogas. Sin embargo, está demostrado científicamente que su consumo repetido está asociado a diversas consecuencias negativas para la salud tanto a nivel psicológico como orgánico.

Entra en este artículo y descubre por qué el cannabis es una droga, los síntomas de su adicción y de su abstinencia. 

¿Por qué el cannabis se considera una droga?

Pese a que el cannabis provenga de una planta (al igual que otras muchas drogas) y pese a que en ocasiones tenga un uso terapéutico, eso no significa que no sea una sustancia adictiva y que sea beneficiosa para nuestra salud. De hecho, cuando su uso es terapéutico ejercería la misma función que la de otro medicamento, es decir, la de aliviar el dolor producido por una enfermedad. Sin embargo, cuando se consume el cannabis de forma recreativa no se tiene el objetivo de paliar un síntoma o una enfermedad por lo que en este caso sí que sería considerado como droga con todo lo que eso puede conllevar. De hecho, se ha demostrado que el consumo de cannabis puede inducir a los siguientes trastornos psicológicos: 

  • Trastornos psicóticos: El consumo de cannabis puede inducir a trastornos psicóticos desde aquellos más transitorios como, por ejemplo, el trastorno psicótico breve hasta trastornos más crónicos como la esquizofrenia. De hecho, hay evidencias de que cuando el inicio del consumo se produce en la etapa de la adolescencia, el cannabis puede inducir a cuadros esquizofrénicos en personas con predisposición genética.
  • Trastornos de ansiedad: Los trastornos de ansiedad también han estado relacionados con el consumo de cannabis, siendo un factor de riesgo para la ansiedad sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes.
  • Trastornos del estado anímico: El consumo frecuente de cannabis también puede predisponer al desarrollo de trastornos del estado anímico como, por ejemplo, depresión mayor, distimia, trastorno bipolar tipo I, etc. De hecho, se ha constatado que el consumo de cannabis está asociado a una menor satisfacción en la vida, mayores tasas de depresión y mayores intentos de suicidio.
  • Otros trastornos adictivos: Se ha demostrado que aquellas personas que consumen de forma frecuente cannabis, tienen más probabilidad de presentar adicciones a otras sustancias que los no consumidores. 

Síntomas de la adicción al cannabis: 

Independientemente de la droga a la que se tenga una adicción, cuando se habla de este término se hace referencia a un consumo repetido que es problemático, es decir, que interfiere de forma significativa en la calidad de vida de la persona porque se genera una relación de dependencia hacia una sustancia. Esta afectación puede causar que la persona ya no disfrute de las actividades que antes sí disfrutaba, que la necesidad de consumir la lleve a hacer actividades peligrosas, etc. 

La adicción al cannabis se encuentra clasificada en el DSM-5 (Manual Estadístico de los Trastornos Mentales) como un tipo de trastorno relacionado con sustancias y trastornos adictivos con el nombre de “Trastorno por consumo de cannabis”. En esta misma categoría se encuentran otros trastornos relacionados con la conducta adictiva como, por ejemplo, la adicción al alcohol, a la cafeína, etc. Según el DSM-5 (Manual Estadístico de los Trastornos Mentales), para que una persona sea diagnosticada por trastorno por consumo de cannabis debe presentar al menos dos de los siguientes síntomas en el plazo de un año: 

  1. Se consume cannabis de forma frecuente o se emplea más tiempo del previsto en consumirlo.
  2. Se desea controlar o abandonar su consumo pero pese al esfuerzo no se consigue.
  3. Pasa mucho tiempo realizando actividades relacionadas con el cannabis (consumiéndola, recuperándose de los efectos, buscándola, etc.)
  4. Se manifiesta un deseo intenso o necesidad de consumir.
  5. El consumo impide que la persona lleve a cabo tareas importantes como, por ejemplo, acudir al trabajo, a la escuela, etc.
  6. Pese a que se sufren problemas sociales o interpersonales asociados a su consumo, la persona continúa consumiendo.
  7. Su consumo acaba generando que la persona abandone o reduzca de forma significativa actividades importantes ya sean sociales, de ocio o profesionales.
  8. Pese a encontrarse en una situación en la que peligra su integridad física la persona sigue consumiendo.
  9. Se presenta tolerancia, es decir, necesita consumir cantidades cada vez mayores de cannabis para obtener el efecto que antes conseguía con menos cantidad. Es precisamente por esta razón que las personas que padecen de una adicción necesitan consumir cada vez más.
  10. Se consume cannabis con el objetivo de aliviar o evitar los síntomas de la abstinencia.
  11. La persona presenta síndrome de abstinencia cuando deja de consumir cannabis. 

Síndrome de abstinencia del cannabis: 

  1. El síndrome de abstinencia es un conjunto de reacciones tanto a nivel físico como psicológico que se dan cuando una persona que presenta una adicción deja de consumir la droga a la que tiene dependencia. Éste no es igual para todas las drogas sino que como cada una de ellas genera un efecto distinto, la sintomatología asociada a este síndrome será diferente. Sin embargo, normalmente en el síndrome de abstinencia se presentan los efectos contrarios a los que el consumo de la droga producía. En este sentido, al dejar el cannabis después de un período intenso y prolongado de consumo, se pueden presentar los siguientes síntomas: 
  2. Conductas agresivas, de rabia o irritabilidad.
  3. Ansiedad o nerviosismo.
  4. Problemas para dormir ya sea en forma de insomnio o por la presencia de pesadillas.
  5. Pérdida de peso o de apetito.
  6. Intranquilidad.
  7. Estado anímico depresivo.
  8. Alguno de los síntomas físicos siguientes: sudoración, fiebre, dolores intensos de cabeza, espasmos y temblores o dolor en el abdomen. 

Se desconoce exactamente cuánta cantidad y durante cuánto tiempo se necesita para que una persona desarrolle el síndrome de abstinencia relacionado con el cannabis. Sin embargo, se estima que éste puede aparecer en las primeras 24 a 72 horas después del cese y que su duración puede ser entre 1 a 2 semanas. Sin embargo, hay algunos síntomas como, por ejemplo, el insomnio que puede perdurar en el tiempo. 

Si crees que cumples con alguno de los síntomas comentados en este artículo, es importante que te pongas en contacto con un profesional cualificado para que te pueda ayudar en este proceso. Las adicciones en ocasiones generan sentimientos de culpa y vergüenza que acaban conduciendo a recaídas. Es por este motivo que es importante buscar ayuda, un/a profesional no te juzgará y te ayudará a gestionar estas emociones. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Carolina Pascual Sanoner

Ver perfil

Bibliografía

  • American Psychiatric Association - APA. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5 (5a. ed.5.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Araos, P., Calado, M., Vergara-Moragues, E., Pedraz, M., Pavón, F.J. y Rodríguez, F. (2014). Adicción a cannabis: bases neurobiológicas y consecuencias médicas. Revista española de drogodependencias, 39 (2), 9-29. https://www.aesed.com/upload/files/vol-39/n-2/v39n2_1.pdf
  • Rodríguez, R. (2012). Los productos de Cannabis sativa: situación actual y perspectivas en medicina. Salud Mental, 35 (3), 247-256. https://www.medigraphic.com/pdfs/salmen/sam-2012/sam123i.pdf
  • Roncero, C. y Casas, M. (). Consumo de cannabis y psicopatología. En J.A. Ramos (coord.), Aspectos psiquiátricos del consumo de cannabis (pp. 65-78). Madrid: Sociedad Española de Investigación en cannabinoides (SEIC). 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre drogadicción