7 Consecuencias de no dormir: ¿Qué pasa si duermes poco?

¿Qué pasa si no duermes bien? Dormir y descansar es vital para tener una buena salud mental. Descubre las consecuencias de no dormir y descansar durante la noche.

23 NOV 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Las consecuencias de no dormir bien

Si has pasado una noche dando vueltas en la cama, ya sabes que al día siguiente te costará el triple rendir. No dormir puede hacer que nos sintamos muy cansados, de mal humor e irritables. Pero, cuando te acostumbras a no dormir de siete a nueve horas todas las noches, esto puede contribuir a desarrollar otros efectos negativos tanto para salud mental y física. Entonces, ¿Cuáles son las consecuencias de no dormir lo suficiente?

Consecuencias de dormir pocas horas una noche

A pesar de que a todos nos ha sucedido alguna vez, no poder dormir bien puede tener efectos desde el primer día. De hecho, los problemas para dormir tienen las siguientes consecuencias para el día siguiente:

  • Falta de alerta: Incluso perder tan solo una hora sin poder dormir puede tener un impacto en la capacidad de atención que tengas el día siguiente.
  • Somnolencia: La falta de sueño contribuye a experimentar cansancio y sueño durante el día.
  • Deterioro de memoria: No dormir y descansar bien también implica sufrir consecuencias en tu capacidad para pensar, recordar y procesar la información.
  • Estrés en las relaciones: Es probable que bajo los efectos del sueño o del cansancio que comporta no dormir bien una persona esté más irritable  y tenga más tendencia a tener conflictos con los demás.
  • Calidad de vida: Una de las consecuencias de experimentar problemas para dormir una noche es que las personas tengan menos motivación y energía para participar en sus tareas diarias o en realizar ejercicio.

Como vemos los efectos de la falta de sueño y descanso se perciben desde el primer día. Por ello, es importante cuidar de nuestro hábitos alrededor del sueño.

¿Qué pasa si no dormimos bien?

Consecuencias de no dormir

Las consecuencias del insomnio o de la falta de sueño a largo plazo van un paso más allá. De hecho, no poder dormir y descansar bien acaba afectando tanto nuestras capacidades mentales, como nuestra salud mental y física. Principalmente, las consecuencias de no dormir son las siguientes:

  1. Peor aprendizaje y concentración: La falta de sueño aturde nuestro cerebro. Esto es debido a que dormir bien es fundamental tanto para nuestro pensamiento como en el aprendizaje. De hecho, cuando no puedes dormir bien durante largos períodos tu capacidad cognitiva se acaba dañando. El estar sin dormir lo suficiente daña tu atención, el estado de alerta, la concentración, el razonamiento y la resolución de problemas. Esto hace que sea más difícil aprender de manera eficiente. Además, durante la noche, varios ciclos en nuestro sueño desempeñan un papel fundamental en la consolidación de los recuerdos. Por lo tanto, si no dormimos lo suficiente no podremos recordar aquello que aprendimos o experimentamos durante el día.
  2. Problemas de salud: Sufrir de un trastorno del sueño así como la pérdida crónica del sueño pueden acabar afectando tu salud física. Tanto es así que de no dormir lo suficiente puede provocar enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca, ritmo cardíaco irregular, alta presión sanguínea, diabetes, entre otros.
  3. Falta de deseo sexual: Experimentar de problemas para dormir continuamente también afecta a nuestra libido, haciendo que las personas tengan menos interés hacia el sexo. En estos casos, la falta de energía, la somnolencia y el aumento de la tensión pueden ser en gran parte los culpables.
  4. Más riesgo de sufrir depresión: Con el tiempo, la falta de sueño y los trastornos del sueño también pueden contribuir a experimentar los síntomas de la depresión. De hecho, las investigaciones indican que las personas diagnosticadas de depresión tenían más probabilidades de dormir menos de seis horas por la noche. Tanto es así que el trastorno del sueño más común, el insomnio, tiene un vínculo muy estrecho con la depresión.
  5. Subir de peso: La falta de sueño también está relacionada con un aumento del hambre y del apetito, además también tiene un vínculo con la obesidad. Según los estudios, las personas que dormían menos de seis horas al día tenían casi un 30% más de probabilidades de volverse obesas que las que dormían de siete a nueve horas.
  6. Mayor estrés: La dificultad para conciliar el sueño y dormir bien puede acabar haciendo que percibas más el estrés de tu día a día. Esto sucede porque la falta de sueño contribuye a experimentar más cambios de humor así como a aumentar la irritabilidad y la ira de las personas. Todos estos efectos acaban haciendo que sea mucho más difícil sobrellevar las tensiones en la vida diaria.
  7. Más ansiedad: Como ocurre con otras condiciones psicológicas, la relación entre la falta de sueño y la ansiedad parece ir en ambas direcciones. De hecho, las personas con ansiedad tienden a experimentar más trastornos del sueño, pero la privación del sueño también puede contribuir a  que experimentar más sentimientos de ansiedad. Por lo tanto, este vínculo puede convertirse en un ciclo que perpetúe tanto los problemas del sueño como los de la ansiedad.

Como vemos existen muchas consecuencias de no dormir lo suficiente. De hecho, si sufres algunos de estos efectos psicológicos debido a la falta de sueño y descanso, es importante solucionarlo junto a la ayuda de un profesional de la salud mental. Dormir bien contribuye a una vida más llena y feliz.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Sampson, S (2020). The Effects of Sleep Deprivation on Your Body. Healthline. https://www.healthline.com/health/sleep-deprivation/effects-on-body
  • Peri, C (2014). 10 Things to Hate About Sleep Loss. Web MD. https://www.webmd.com/sleep-disorders/features/10-results-sleep-loss
  • Cherry, K (2020). How Does Sleep Affect Mental Health? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/how-sleep-affects-mental-health-4783067  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre insomnio