¿Cómo no compararse con los demás? 11 Consejos para dejar de hacerlo

¿Por qué nos comparamos? ¿Es negativo compararse con los demás? Descubre cómo te afectan las comparaciones y qué puedes hacer para cambiarlo.

3 FEB 2022 · Última modificación: 27 SEP 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo dejar de compararse con los demás?

De todos los consejos psicológicos que existen, uno de los más comunes y acertados es precisamente la recomendación de no compararse con los demás. Aunque compararse con otros siempre conduce a cierto malestar psicológico, son muchas las personas que tienen tendencia a usar las comparaciones diariamente. Pero, ¿Por qué las hacemos y cómo podemos evitarlas?

Compararse con los demás: ¿Por qué lo hacemos?

Las comparaciones con los otros/as es una tendencia humana natural que no tienen por qué ser negativas para nosotros. De hecho, lo solemos hacer todo el tiempo: comparamos nuestra situación actual con una anterior, nos comparamos con personas de otras edades, comparamos nuestros conocimientos, etc.

¿Cuándo las comparaciones son positivas?

A pesar de que tenemos la idea que compararse con los demás es siempre negativo, en realidad existen algunas situaciones en las que las personas podemos mejorar gracias a este tipo de actitudes:

  • Permiten el crecimiento personal: Compararse con los demás puede ayudarnos a visualizar dónde estamos y dónde queremos estar. Por lo tanto, nos permiten hacer un balance y calibrarnos frente a los demás. De esta forma, sin esta capacidad para compararnos, no tendríamos formas de saber si hemos progresado.
  • Motivación: Las comparaciones también pueden ayudarnos a tener más éxito si las sabemos enfocar de una manera positiva. Por ejemplo, si sabes que alguien tiene una casa mejor que la tuya, esto puede motivarte para trabajar más duro y ganar más dinero. Esta motivación te permite mejorar tus habilidades.
  • Retroalimentación: Al saber que lo estás haciendo mejor que otra persona o peor, esto puede ayudarte a trabajar más duro tanto para seguir haciéndolo bien como para mejorar.

¿Cuándo compararse con los demás es negativo?

Como podemos observar, las comparaciones pueden ser un arma de doble filo. Por un lado, pueden ayudarnos a motivarnos, pero por otro, pueden ser un fuerte impedimento para estar bien con nosotros/as mismos/as.

Actualmente, es muy fácil caer en la trampa negativa de las comparaciones, ya que a través de las redes sociales podemos ver lo que otros están haciendo. Pero en estos casos, desear la vida que se ve detrás de una pantalla no es saludable, debido a que en muchos casos no es realista: se ven todos los éxitos pero no los fracasos.

Cuando solo ves la parte positiva de la persona con la que te comparas, esto puede tener un efecto muy nocivo para tu autoestima. Compararse con lo demás, en estos casos, puede hacer que te castigues, juzgues o te sientas mal contigo/a mismo/a.

Claves para dejar de compararse con los demás

¿Cómo dejar de compararse con los demás?

Para evitar una comparación negativa que te afecte, es necesario que trabajes en tu autoestima junto a un psicólogo/a profesional. Además, puedes seguir los siguientes consejos para evitar las comparaciones negativas:

  1. Enfócate en ti mismo/a: Cuando estamos pensando en otras personas, y en aquello que tienen y nosotros no, estamos perdiendo un tiempo que podríamos invertir en nosotros/as mismos/as. Así que, en lugar de perder estos instantes con los demás empieza a tomar estos momentos para centrarse en uno/a mismo/a.
  2. Acepta dónde estás: No puedes cambiar algo que no reconoces o que incluso menosprecias. Entonces, en lugar de resistirte o mirarte desde una posición de negatividad, intenta aceptar tu situación para poder cambiarla.
  3. Libérate de tu pasado: Aunque tu vida haya estado repleta de baches, todas las personas han tenido errores en su pasado. Recuerda que todo lo que te ha sucedido te ha ayudado a convertirte en lo que eres ahora. Entonces, acepta tu historia y siéntete orgulloso/a de todo lo que has logrado.
  4. Desintoxícate de las redes sociales: Por un lado, las redes sociales pueden ser una gran fuente de inspiración. Pero, cuando estas desencadenan en constantes comparaciones con fotos y videos irreales de los demás, es importante intentar frenarlo cuanto antes.
  5. Sé agradecido/a por lo que tienes: Si en lugar de concentrarte en lo que no tienes, te fijas en aquello que si tienes, siempre acabarás mejorando como persona. De este modo, es esencial cambiar el enfoque de lo que no tienes a lo que sí tienes.
  6. No dejes que el miedo te guía: Las personas que están constantemente comparándose con los demás pueden acabar tomando decisiones debido al miedo que sienten por ‘fracasar’ ante los otros. En estos casos, en lugar de basarte en lo que pensarán los demás debes intentar hacer lo que realmente quieres para ti.
  7. Recuerda que nadie es perfecto: Intentar lograr la perfección no es la solución para lograr estar bien con uno/a mismo/a. Entonces, en lugar de criticarte por tus defectos, peculiaridades e imperfecciones, intenta aceptarlos sin negarte la posibilidad de trabajar para mejorarlos.
  8. Convierte la comparación en inspiración: En lugar de compararse en los demás solo en un instante, es decir, centrándonos en su éxito, intenta usar esta comparación para pensar en las miles de horas que habrán pasado preparándose y trabajando para lograrlo. Entonces, intenta cambiar la tristeza a las que te pueden llevar estas comparaciones y empieza a trabajar en lo que puedes ser, hacer y tener gracias al esfuerzo y a la motivación.
  9. Compárate contigo mismo/a: Si necesitas compararte con alguien, siempre es contigo. En el caso de que las comparaciones con los demás te hagan daño intenta compararte a ti mismo/a del pasado con el yo de ahora: ¿Qué has hecho para mejorar? ¿Qué puedes hacer hoy para ser tu mejor versión?
  10. Nombra a tu crítico interior: Una de las formas de quitar a importancia a las cosas es nombrarlas. Por ello, si tu voz interna siempre es crítica y negativa contigo, intenta nombrarla. De este modo, tendrás más conciencia sobre cómo te influyen estos pensamientos y empezarás a tratarte mejor a ti mismo/a.
  11. Practica el autocuidado: Si estás pasando por una época en la que tu autoestima no está donde te gustaría, es importante que te enfoques en ti mismo/a. Darte un tiempo para cuidar tu mente y tu cuerpo, así como acudir a un psicólogo/a profesional si lo necesitas, hará que empieces a compararte menos con los demás debido a que estarás satisfecho/a contigo mismo/a.

En muchas ocasiones, compararse con los demás a menudo hace que las personas se sientan frustradas, ansiosas y paralizadas para seguir adelante. Estas sensaciones no suelen ayudar a crear la vida que realmente queremos. Por lo contrario, suelen quitarnos tiempo y energía muy valiosos que podríamos haber gastado en construir nuestro futuro. Cuando nos enfocamos en los demás, solemos otorgarles el poder de nuestras vidas, lo que acaba haciendo que vivamos no para nosotros sino para los demás. Deja de otorgarle el poder a los otros y empieza por centrarte en ti mismo/a.

PUBLICIDAD

Escrito por

Andrés Sampayo

Psicólogo
nº colegiado: G-3314

Licenciado en Psicología en la especialidad clínica, Máster en Psicología Clínica y de la Salud, Máster en Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental, Máster en Gerontología Social, Máster en Psicoterapia Psicodinámica, Máster en Dirección de Centros para Personas Dependientes y Máster en Profesorado. Más cursos de especialización.

Ver perfil

Bibliografía

  • Cherry, K (2020). Social Comparison Theory in Psychology. Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/what-is-the-social-comparison-process-2795872
  • Stokes, V (2020). How I Learned to Stop Comparing Myself to Others. Healthline. https://www.healthline.com/health/mental-health/learned-stop-comparing
  • Biali, S (2019). How to Stop Comparing Yourself to Others. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/blog/prescriptions-life/201803/how-stop-comparing-yourself-others   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre habilidades sociales