MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

El amor en tiempos de crisis

La crisis ha cambiado muchas cosas, incluso el amor, pero el hecho de que hoy no tengamos -en ocasiones- tanto dinero como antes no significa que nos queramos menos.

14 jul 2014 en Psicología de parejas - Lectura: min.

psicólogos

La crisis económica que todavía sigue presente ha cambiado muchas cosas, y también el amor y nuestra forma de pensar. Te animamos a que encuentres las formas más creativas de vivir el amor, de moverte en la lucha por él o ella en un mundo con desafíos cada vez más grandes.

En tiempos difíciles, no solo económicamente hablando, los jóvenes buscan la independencia y los adultos luchan contra la deisgualdad económica. La crisis ha hecho que sea difícil vivir una vida corriente para muchas personas, vivir como estaban acostumbrados años atrás.

Con la crisis, el porcentaje de jóvenes europeos (de entre 18 y 29 años) que no se han independizado ha aumentado un 4%. En España el porcentaje de jóvenes que siguen en el hogar familiar roza el 50%. Con estas circunstancias, tener una vida en pareja y convivir es muy difícil, prácticamente imposible.

Las parejas jóvenes se encuentran entre trabajos temporales y trabajos que les ocupan 10 horas al día o más, siempre con la esperanza de forzar una carrera que a menudo resulta inviable por el tipo de trabajo al que se puede optar.

Evidentemente, esta situación afecta a las jóvenes parejas, como explica la psicóloga de Áncora Gabinete de Psicología, Melania Pérez Ortega: "La situación económica en la que se encuentra un gran porcentaje de jóvenes en la actualidad hace que estos deban esperar el momento oportuno para poder emanciparse con sus parejas.

Cuando la pareja alcanza cierta madurez y estabilidad, el deseo de convivir juntos y formar su propia familia es algo muy común. Cuando la situación económica no les permite dar este paso, es frecuente la aparición de emociones como frustración, ansiedad o ira ante la imposibilidad de alcanzar el objetivo deseado. Estos aspectos pueden verse agravados por la necesidad existente en toda pareja de disponer de un espacio propio para su maduración, espacio en el que se determinen los límites y reglas de la pareja sin la intervención de intermediarios, como podrían ser los suegros".

Además, la psicóloga Pérez Ortega asegura que "tanto la imposibilidad de convivir juntos como la convivencia con los suegros, una vez alcanzado este punto de madurez y estabilidad de la pareja, puede suponer un periodo de crisis en las parejas. Algunas realizan por ellas mismas los cambios necesarios para continuar con su propio desarrollo, tanto personal como de la pareja.

Otras en cambio, deciden buscar ayuda terapéutica para darse una oportunidad y resolver los conflictos. El que se consiga de una forma u otra no dependerá solo de la fortaleza de la pareja, también influyen aspectos como el momento de relación, la situación vital de cada miembro, el apoyo social percibido por ambos miembros o la propia historia de la pareja".

ID-10033145.jpg

Y los que no viven con sus padres se ven obligados a mudarse una y otra vez por razones de trabajo, siempre en constante movimiento y sin poder establecerse en ningún sitio de forma fija. Muchas parejas se ven obligadas a vivir lejos, a mantener una relación a distancia y a ahorrar lo poco que ganan para poder comprar un vuelo o un billete de tren para poder verse.

Como explica la psicóloga Belén Sánchez Plá, de Áncora Gabinete de Psicología,"la situación actual de crisis, hace que muchas parejas tengan que emigrar a otros países o mudarse a diferentes ciudades.

Cuando una pareja se ve en estas circunstancias, es fundamental tener una comunicación fluida. Siempre hay que intentar buscar un hueco a lo largo del día para hablar con nuestra pareja, en ese sentido, las nuevas tecnologías han evolucionado mucho, y hacen que la comunicación a distancia sea mucho más fácil. Otro aspecto importante a la hora de tener una relación a distancia, es la confianza. Hay que estar muy seguros de nosotros mismos y de nuestra pareja, para que así los celos no nos afecten.

Es totalmente normal, que al principio, cuando vivimos situaciones estresantes (como situaciones de cambios importantes) nos cueste adaptarnos a esta nueva situación, y que incluso nos cueste sobrellevarlo, pero no por ello hay que pensar que este tipo de relación esta condenada al fracaso.

De hecho según un reciente estudio publicado en la revista 'Journal of Communication' y elaborado por la investigadora Crystal Jiang de la Universidad de Hong Kong y el profesor Jeffrey Hancock de Universidad Cornell (EEUU), las relaciones a distancia pueden ser incluso más exitosas que las convencionales. Los autores aseguraban que las parejas con una relación a distancia se esfuerzan por comunicarse más y conseguir así, un mayor 'efecto de intimidad'".

Consecuencia: conflictos en la pareja, por insatisfacciones en el trabajo o causas similares, dando lugar a recriminaciones por la falta de esfuerzo de alguna de las partes, por la falta de iniciativa o la imposibilidad de iniciar una convivencia en común o sacar tiempo para estar juntos. Nunca tendrás un trabajo en el que te paguen lo suficiente, nunca se va a acabar esta etapa, etc.

Incluso para aquellos que pueden -haciendo mil peripecias para llegar a final de mes- y consiguen independizarse, la vida no es fácil. Si por ejemplo quieres casarte, tendrás que buscar soluciones creativas y de bajo coste o simplemente reunir a los amigos alrededor de una mesa y celebrarlo en "petit comitè". Y lo mismo con otras cosas, como comprar una casa o tener hijos.

¿Qué problemas pueden surgir en la pareja cuando hay dificultades económicas?

La psicóloga Claudia Martín-Moreno, de Áncora Gabinete de Psicología lo explica de forma sencilla: "Las parejas siempre se ven afectadas por los problemas económicos en situación de crisis, ya que esta situación genera estrés y otros problemas emocionales, ya sean por la pérdida del trabajo de uno de los miembros, por el cambio de roles o por no tener dinero para llegar a “fin de mes".

En la pareja, cuando uno o ambos están estresados tienden a descargar dicho estrés con el otro, por lo que se generan importantes conflictos. Si es sólo uno el que sufre estrés, la otra parte intentará comprenderlo, pero después de un tiempo en la misma situación generalmente la paciencia se agota y la respuesta se vuelve agresiva. Si son los dos miembros los que están estresados la respuesta agresiva por parte de ambos puede darse mucho antes.

Otra fuente de discusiones es el cambio de roles, cuando la mujer es la que trabaja o la que gana más dinero. Esto es así porque, a pesar del cambio de pensamiento de la sociedad en general en cuanto al tópico “la mujer en casa, el hombre en el trabajo", todavía hay muchos hombres que se sienten inferiores si se quedan en casa y la mujer es la que trabaja. Este sentimiento de inferioridad puede desencadenar sentimientos de ansiedad y/o depresión, así como irascibilidad hacia su pareja.

Finalmente, cuando además de estos problemas, la pareja no tiene suficiente dinero para tener cubiertas sus necesidades básicas, el nivel de estrés aumenta, pudiendo darse reacciones tanto depresivas como agresivas. Muchas personas que no pueden mantener cubiertas dichas necesidades tienden a refugiarse en el consumo de sustancias, lo que agrava cada vez más esta situación".

Pero entonces, ¿todo es tan negativo?

Si bien es cierto que el amor se ha vuelto más difícil, también es cierto que las relaciones experimentan una nueva solidaridad. La falta de trabajo de tu pareja te lleva a apoyarle, tanto material como moralmente. Se experimenta un sacrificio mayor, aumenta la tolerancia en la pareja... nos volvemos más dispuestos a movernos por el bien del otro, incluso si eso significa tener que experimentar situaciones de falta de vivienda a la espera de un futuro mejor. Pero sobre todo nos ayuda a ser más comprensivos con la pareja, a compartir sus temores sobre el futuro y a ser más tolerantes.

Si te las arreglas para ser tan fuerte como para superar los desafíos diarios, verás que la recompensa es descubrir una dimensión mucho más profunda, el amor espiritual, la vida libre del modelo "capitalista" en el que los extremos pragmáticos y materialistas a veces sofocan los sentimientos y las emociones.

A pesar de la crisis, disfrutar de tu pareja es sencillo. No hace falta tener mucho dinero y hacer grandes planes para pasarlo bien juntos, ni mucho menos. Os damos algunas ideas para aprovechar el tiempo juntos.

¿Cómo afrontar la situación para que no afecte en la vida con la pareja?

Las claves nos las da la psicóloga Martín-Moreno: "Lo más importante para que los problemas económicos no sean un problema para la relación de la pareja es hablarlos. Es fundamental que las dos partes hablen de su economía y expresen los sentimientos que les genera su situación. De esta manera, cuando aparezca estrés ambos sabrán a qué es debido, por lo que será más fácil de afrontar al tener claro que no es un problema de la relación como tal, sino económico.

Este aspecto es fundamental, es necesario que la pareja sepa distinguir los problemas de pareja (de comunicación, sexual, etc.) de los problemas económicos, ya que estos últimos tienen una gran influencia en todos los ámbitos.

Cuando aparezcan problemas por falta de recursos económicos, es importante ponerlos en común, para poder buscar una solución como pareja, decidir en qué se va a recortar gastos, en qué no se pueden recortar, alternativas para poder ganar más dinero… Es importante que en estas situaciones se tengan muy controlados los ingresos de ambas partes y tener muy claro cuáles son los gastos imprescindibles y de cuáles se puede prescindir, decisión que debe ser tomada siempre en consenso.

Cuando el problema son los sentimientos que se generan porque uno de los dos gana más, es importante hacérselo saber a la otra persona, de esta manera se podrá trabajar el pensamiento distorsionado generador de dichos sentimientos. Si entre los dos no son capaces de llegar a una solución otra opción sería acudir a terapia de pareja, ya que puede ser que esté existiendo un problema de comunicación, comprensión o negociación entre ambos miembros de la pareja, que además fácilmente pueden verse acentuados por los problemas económicos a los que la pareja debe hacer frente. Hay terapias que resultan asequibles y que pueden suponer un ahorro de costos a la larga para la pareja".

Nuestras propuestas low cost para disfrutar en pareja

Aunque haya dificultades, debemos encontrar la forma de pasar tiempo en pareja y disfrutar el uno del otro. No hace falta tener una gran cuenta corriente, solo un poco de imaginación, ¡aquí van unas ideas para inspiraros!

- En vez de salir a cenar, prepara una cena romántica para tu chica o chico

- Dad un paseo por vuestra ciudad. Sin prisas, sin agobios...

- En vez de ir al cine, ¿por qué no vais a ver una puesta de sol a la playa o a la montaña?

- Visitad una exposición

- Salid a correr juntos o a hacer algún deporte. Os mantendréis en forma y pasaréis tiempo juntos

- Cocinad juntos

El romanticismo no está reñido con el bolsillo. Y recuerda, ¡disfrutar del amor es gratis!

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mundopsicologos.com/proteccion_datos

Comentarios (2)

Si te ha interesado, aquí tienes más