Hormonas de la felicidad: 6 sustancias implicadas en la fórmula química de la alegría

¿Cuáles son las principales hormonas de la felicidad? ¿Cómo podemos ayudar a su liberación de forma natural? Descubre las hormonas del cerebro encargadas de la felicidad y cómo liberarlas.

23 NOV 2017 · Última modificación: 18 MAY 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Claves para liberar las hormonas de la felicidad

Las hormonas de la felicidad hacen que nuestro estado anímico mejore mediante la liberación de sustancias en el cerebro. A veces estamos de buen humor y otras veces de un humor horrible sin saber muy bien por qué o sin que nos haya sucedido nada importante que nos pueda haber alterado. Evidentemente, las cosas que nos van sucediendo a lo largo de nuestra experiencia diaria nos afectan al ánimo, pero a veces podemos sentirnos mejor o peor por los procesos químicos que se desarrollan en nuestro cerebro, es decir, por la activación más o menos potente de las hormonas de la felicidad

¿Y tu? ¿Eres feliz? Contesta el test para saber más sobre ti:

 
powered by Typeform

 

¿Cuáles son las hormonas de la felicidad?

Las hormonas de la felicidad dependen de su activación a través del cerebro y esa activación se puede conseguir a partir de psicofármacos o mediante otros procesos mucho más sencillos, naturales y accesibles para todo el mundo. Existen una serie de procesos naturales que activan cada hormona de la felicidad así como de la función de cada una de ellas. Vamos a conocer cómo funcionan la serotonina, las endorfinas, la dopamina, la oxitocina, la epinefrina y la melatonina. Cada una de estas hormonas del cerebro cumplen una tarea que nos permite experimentar la felicidad y la alegría de nuestro día a día. 

Las hormonas de la felicidad una a una

Como hemos visto, las hormonas de la felicidad son varias y cada una afecta de una manera diferente a nuestro estado de ánimo. Mientras una hormona nos hace dormir más y mejor, otra nos mejora el humor sin darnos cuenta. Veamos cuáles son y qué podemos hacer para potenciar cada hormona de la felicidad.

1. Serotonina, hormona de la felicidad

La serotonina es una sustancia que regula nuestro buen humor y nuestro placer en las relaciones sexuales. Además, es una hormona de la felicidad que se altera con el aumento de la luz natural, es decir, a más luz, más liberación de serotonina. Así, en primavera y verano se desprende de forma natural con más intensidad y aumentan sus niveles proporcionándonos una sensación de bienestar emocional y de buen humor generalizado. En muchos casos la serotonina y la dopamina están muy relacionadas con el estado de humor que presentamos. 

La serotonina, además, ayuda a la regulación del sueño y los ciclos de sueño vigilia y del apetito. A menos serotonina, más alteración del sueño y del apetito, tanto para comer más como para comer menos. Esta sustancia se segrega en los órganos del aparato digestivo y, por eso, cuando tenemos hambre, estamos de mal humor. Además, el hecho de que la serotonina se libere en el estómago es por lo que se siente la tristeza en esta zona del cuerpo en forma de nervios en el estómago y el apetito se ve afectado en estados depresivos.

Serotonina, hormona de la felicidad

Generalmente cuando hay bajo estado de ánimo los niveles de una de estas ormonas del cerebro se ven afectados. Para facilitar la liberación de esta hormona de la felicidad es bueno tomar el sol y estar expuesto a la luz natural al menos unos minutos al día además de practicar ejercicio físico (si es a la luz del día mejor que mejor) ya que ayuda a la liberación de su precursor, el triptófano y comer alimentos como la leche o el maíz.

Efectos  de la serotonina

Aunque todos conocemos la relación entre la serotonina y la felicidad, la realidad es que esta hormona no solo actúa sobre nuestro estado de ánimo, sino que en realidad, tiene efectos en lo siguiente:

  • Intestino: La serotonina se encuentra principalmente en el estómago y en los intestinos del cuerpo. 
  • Náuseas: La serotonina también es una de las razones por las que sentimos náuseas.
  • Ánimo: Es conocida como la hormona o molécula de la felicidad debido que su presencia en el cerebro tiene efectos en la ansiedad, la felicidad y el estado de ánimo. 
  • Sueño: La molécula de la serotonina también es responsable del control del sueño y la vigilia. 
  • Coagulación de la sangre: La serotonina también influye en la curación de nuestras heridas. 
  • Salud ósea: Otro de los efectos de la serotonina es en nuestra salud ósea. 
  • Función sexual: Los niveles altos de serotonina se asocian con una reducción de nuestra libido. 

¿Se puede aumentar la serontonina de manera natural?

Existen formas de hacer que nuestra serotonina aumente. Por ejemplo, tener un estilo de vida saludable así como practicar la meditación diariamente puede ayudarnos a aumentar la serotonina de forma natural

2. Endorfinas, las hormonas del placer

Las endorfinas son otra hormona de la felicidad y son las encargadas de enmascarar el dolor y las incomodidades. También promueven la calma, generan bienestar emocional, mejoran el humor, retrasan el envejecimiento y potencian el sistema inmunitario. Además, esta es la que nos ayuda a superarnos cuando creemos que no podemos lograr algo. Cuando se practica deporte, las endorfinas son las sustancias estimulantes que se segregan cuando se cree que ya no puedes continuar y se produce un "chute de energía" que no sabes de donde viene.

Por tanto, para segregar endorfinas naturales se puede hacer practicando deporte, riendo a carcajadas y haciendo el tonto (por eso dicen que reír ayuda a no envejecer de forma prematura y a prevenir enfermedades), bailar, cantar, pintar, moldear, correr, nadar, jugar como un niño, darse un baño relajante, sesiones de spa, comer chocolate y comida picante, tener sexo, relacionarse con los demás o meditar.

Endorfinas y la felicidad

Muchas personas también denominan las endorfinas como las hormonas de la felicidad debido a que tienen un papel muy relevante para conseguir alcanzar emociones más positivas. La razón de ello es que la endorfina es una hormona que permite reducir la sensación de dolor de nuestro organismo, algo que influye mucho en nuestra percepción alrededor de una snetimiento de bienestar. 

Tipos de endorfinas

Existen tres tipos de endorfinas distintas: las encefalinas, las beta-endorfinas y las dinorfinas. La primera de ellas, tiene la función de combatir el dolor y por ello ejercen un cierto efecto analgésico. Las beta-endorfinas tiene la capacidad de aumentar la liberación de prolactina y de las hormonas del crecimiento. Finalmente, las dinorfinas se trata de un opioide endógeno que genera nuestro cuerpo. 

3. Dopamina, hormona de la satisfacción

La dopamina está relacionada con los centros de placer del cerebro, los cuales proporcionan una sensación agradable y placentera para activar la motivación a la hora de realizar ciertas actividades además de favorecer la atención, la memoria y la capacidad para resolver problemas. Es por ello, que la dopamina y la felicidad están muy relacionadas. 

Una manera de aumentar los niveles de dopamina a lo natural es reducir el consumo de azúcar, alcohol y cafeína, sustancias que rebajan los niveles de esta hormona. Cuando la dopamina está baja, es más fácil volverse adicto a cualquiera de estas sustancias anteriormente citadas. 

¿Cómo aumentar la dopamina?

El consumo de chocolate, plátano, manzana, té verde o arándanos puede ayudarnos a aumentar los niveles de dopamina. Por otra parte, la realización de ejercicio físico, meditación y escuchar música facilitan la liberación de esta preciada hormona.

Dopamina y serotonina

Investigaciones alrededor de las funciones que tienen la serotonina y la dopamina han demostrado que estos dos neurotransmisores o hormonas tienen funciones mucho más allá que la felicidad o la satisfacción. De hecho, se ha comprobado que ambas estan relacionadas con el proceso cerebral que nos permite interpretar la información que procede de los sentidos y en la percepción que tenemos alrededor de nuestra realidad.

4. Oxitocina, hormona del amor

La oxitocina es conocida como la hormona del amor, que es la encargada de segregar sustancias químicas cuando se dan o reciben mimos, caricias o abrazos. Se libera cuando tenemos contactos cercanos a los demás, incluyendo el contacto visual con otras personas, cuando nos escuchan y prestan atención y proporciona la facilidad para establecer lazos sociales con los demás más fuertes. La oxitocina promueve la capacidad de empatía y de pertenencia a un grupo así como la seguridad y confianza en crear vínculos emocionales fuertes.

Oxitocina, hormona del amor

¿Cómo aumentar la oxitocina natural de nuestro organismo?

Para estimular y favorecer la segregación de esta hormona de la felicidad, hay ciertos alimentos que pueden ayudar gracias a la activación del nervio vago. Esas sustancias son: el tomillo, la hierbabuena, el chocolate, el romero y el perejil. Por otra parte, escuchar música, dar un paseo relajante, caminar, dar y recibir masajes, mostrar aprecio por los demás, reírse, hablar con la gente, practicar yoga o ejercicios de respiración y relajación, tocar una mascota, mantener relaciones sexuales, abrazar, besar o tocar a alguien también ayudan a la liberación de oxitocina de forma natural.

Oxitocina en hombres

Muchos hombres están interesados en aumentar su nivel de oxcitacina debido a que esta hormona ayuda a despertar la exitación sexual así como hacer que estos mantengan sus erecciones. 

5. Epinefrina, hormona de la acción

O como la conocemos comúnmente, adrenalina. La liberación de esta hormona de la felicidad se produce tras el incremento de las pulsaciones, la presión sanguínea y la sangre enviada a los músculos de las extremidades cuando nos exponemos a situaciones arriesgadas. Por este motivo, la adrenalina supone un medio de supervivencia ante momentos de estrés y puede resultar muy útil para salir de situaciones de peligro.

El aumento de la adrenalina o epinefrina nos hace sentir un chute de energía que añade vitalidad y buen humor y posteriormente proporciona una sensación de placer y relajación del cuerpo. Se trata de la solución perfecta para la rutina o el aburrimiento y la manera natural de liberarla es muy sencilla aunque no suele poderse llevar a cabo con asiduidad. La forma ideal de beneficiarse de esta hormona de la felicidad es subiendo a montañas rusas, practicando deportes de riesgo, ver películas de terror, jugar a videojuegos estimulantes, practicar deporte de intervalos, hacer cosas poco rutinarias y que te supongan un reto o consumir alimentos ricos en azúcar o cafeína.

6. Melatonina, hormona del sueño

La melatonina es la conocida como hormona del sueño. La producción de esta hormona de la felicidad se realiza sobre todo por la noche y se reduce a lo largo del día. Es la encargada de ajustar los patrones de sueño vigilia según la época del año (de ahí que sintamos la astenia primaveral, por ejemplo, ya que con más horas de luz al día, menos melatonina y más cansancio).

Además, la melatonina, que forma parte de las llamadas hormonas de la felicidad, es antioxidante y por tanto, protege nuestras células. Consumir piña, naranja, avena, arroz, patata, lácteos o tomate ayudan a su liberación, así como darse paseos en la naturaleza descalzo (sea en la playa o en la hierba de un prado), dormir en una habitación oscura, practicar deporte y exponerse a la luz natural durante el día.

Ahora ya sabéis cuáles son las hormonas de la felicidad responsables de nuestro buen o mal humor y cómo mejorarlo a partir de diferentes actividades y de consumir determinados alimentos que ayudan a la liberación de estas sustancias químicas. ¡Es hora de ponerse en práctica!

  • Si eres un psicólogo/a profesional y deseas conocer más a fondo la neuropsicología, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes másters oficiales en psicología

¿Cómo conseguir la fórmula química de la felicidad?

¿Cómo aumentar las hormonas de la felicidad?

Muchos somos los que buscamos la fórmula química de la felicidad para aplicarla en nuestra rutina y conseguir que estén presentes cada una de estas hormonas del cerebro. A pesar de que no existe la pastilla de la felicidad que lleve en ella tanto les endorfinas como la serotonina y la dopamina como cualquiera de estas sustancias precursoras de la alegría, la realidad es que podemos aumentarlas a través de las siguientes actividades o acciones. 

  1. Acude a la naturaleza: Pasar un tiempo disfrutando de la naturaleza será la clave para despertar las endorfinas y la serotonina. Según las investigaciones, la luz solar y pasar tiempo junto a la naturaleza hace que se aumenten estas dos hormonas del cerebro. De este modo si de estás preguntando cómo producir serotonina y endorfinas sin pastillas, está será el mejor método para hacerlo. 
  2. Haz ejercicio: El ejercicio tiene la capacidad de beneficiarnos en diferentes aspectos. De este modo, moverse es una de las claves para estimular cualquiera de las hormonas de la felicidad. Gracias a la practica regular de un deporte o ejercicio dinámico podemos aumentar la dopamina, la serotonina y cualquier glándula de la felicidad que esté implicada en el proceso de estimular nuestro ánimo. 
  3. Cocina sano acompañado de alguien: Cocinar con un ser querido puede estimular muchos de los tipos de hormonas del cerebro que están implicadas en la felicidad. Al comer algo delicioso hace que se desencadena la liberación tanto de dopamina y endorfinas. Además al compartir con alguien que amas este momento junto a los fogones puede aumentar también la oxitocina. 
  4. Ten un hobby: Practicar un hobby también puede estimular la segregación de las hormonas del cerebro encargadas de felicidad y crear así una fórmula química de la felicidad. Por ejemplo, escuchar música o practicar junto a un instrumento puede ayudarnos a experimentar mucho más la alegría propia de cada hormona del placer.
  5. Meditar: La meditación tiene múltiples beneficios en nuestra salud mental. Desde mejorar el sueño y la concentración hasta reducir los pensamientos negativos que nos limitan en nuestro día a día. De esta forma, si practicas cada día la meditación puedes ayudar a tu cuerpo a aumentar la dopamina, las endrofinas y el amor hacia ti mismo.
  6. Maneja el estrés: Como bien se sabe el estrés es el cáncer que acaba con cualquier fórmula química de la felicidad. Tanto es así que tener demasiadas fuentes de estrés acaba de inmediato con la dopamina y la serotonina haciendo estragos en tu salud y estado de ánimo. De este modo, para activar cualquier glándula de la felicidad o receta para la alegría tendrás que intentar evitar los niveles altos del estrés.
  7. Trabaja hacia tus metas y se agradecido: Agradecer todo lo que tienes y trabajar hacia el éxito es sin duda una manera eficaz de aumentar dopamina, serotonina y todas las hormonas del cerebro encargadas de la felicidad. Cuando las personas tienen un objetivo en la vida, un ikigai según los japoneses, son capaces de estar alegres y felices en cualquier momento.

Muchas de las claves para aumentar cualquier hormona de la felicidad sin pastillas es precisamente cuidar de nuestra salud mental y bienestar emocional. Por este motivo, un psicólogo siempre será de ayuda para lograr mejorar hacia nuestras metas y hacia una mejor versión de nosotros mismos. La clave de la felicidad está en trabajar en ti. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Encarni Muñoz

Ver perfil

Bibliografía

  • Gaona J.M. (2007) Endorfinas: Las hormonas de la felicidad. La esfera de los libros. Madrid
  • Ellice-Flint E. y Keyte J. (2018) Hormonas felices. Alimentación para una vida equilibrada. Amat Editorial.
  • Bhandani, S (2020). Exercise and Depression. Web MD. https://www.webmd.com/depression/guide/exercise-depression
  • Carter, A (2019). What is serotonin, and what does it do? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/232248
  • Nelson, A (2017). The Science of Happiness in Positive Psychology 101. Positive Psychology. https://positivepsychology.com/happiness/   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 4
  • Danna Cedeño

    Quiero saber que son las hormonas de la felicidad

  • Danna Cedeño

    Me gustaría saber que son las hormonas de la felicidad y cuantas de ellas hay? Eso sería un tema muy interesante

  • Valentina Sanchez

    Me encantó, muy interesante.

  • Joana Pacheco

    Buena información, muchas gracias!

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal