Acceso centros Añade tu centro gratis

Sonríe: no cuesta nada y tiene muchos beneficios

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Reír es sumamente beneficioso para conservar el equilibrio físico y emocional. Con la risa liberamos sustancias químicas que tienen efectos muy positivos en nuestra salud.

7 OCT 2016 · Lectura: min.
Sonríe: no cuesta nada y tiene muchos beneficios

Definida como un verdadero desintoxicante moral por el Dr. Henry M. Rubinstein, la sonrisa tiene efectos positivos en las personas. No evita que suframos enfermedades, pero sí puede ayudar sensiblemente a reducir los efectos de muchas de ellas.

Cuando reímos liberamos endorfinas, unas sustancias químicas que son las causantes de que nos sintamos felices. Esta felicidad, y el optimismo que subyace en ella, tiene muchos beneficios para la salud no solo físicos sino también emocionales. Los expertos la consideran fundamental en el seno de la medicina preventiva; de hecho, la risoterapia constituye una terapia curativa que complementa de manera efectiva los efectos de algunos tratamientos. ¿Quieres saber por qué la risa es beneficiosa para la salud?

Porque somos más felices. Como hemos comentado, cada vez que reímos liberamos endorfinas, son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores y que son las responsables sintamos emociones placenteras. La felicidad nos permite afrontar la vida y los problemas de manera positiva y con optimismo, lo que influye sobremanera en nuestro estado de salud.

Porque decimos adiós al estrés y la ansiedad. Además de liberar endorfinas, con la risa rebajamos nuestros niveles de cortisol. Esta hormona se libera como respuesta a momentos de estrés o nerviosismo. Al rebajarla, ayudamos a reducir el estrés y la ansiedad, acabando con los pensamientos negativos o catastrofistas que en muchas circunstancias genera la propia ansiedad.

Porque dormimos mejor. Sin estrés ni ansiedad, no hay pensamientos negativos ni preocupaciones, lo que permite que podamos conciliar el suelo y durmamos de manera relajada.

Porque minimiza la sensación de dolor. La risa también libera betaendorfinas, que funcionan como verdaderos calmantes, reduciendo la percepción del dolor.

Porque combate la depresión. Además de reducir los niveles de cortisol, aumentan los de serotonina, que actúa como eficaz antidepresivo, y los de dopamina, que incrementa nuestro estado de ánimo.

Porque mejora el corazón y los pulmones. Una carcajada expende nuestros pulmones, entra mayor oxígeno en nuestro cuerpo, lo que favorece una mejor respiración. La sensación de felicidad que sentimos evita que el corazón se contraiga, y un corazón relajado es beneficioso para el sistema cardiovascular.

Porque reduce las contracturas. Los expertos apuntan que la sonrisa permite reactivar el movimiento de 400 músculos, por lo que cuando reímos practicamos también ejercicio físico. Este ejercicio relaja la musculatura, por lo que se reducen las contracturas que sufrimos en algunas partes de nuestro cuerpo, como la espalda o el cuello.

Porque acaba con el estreñimiento. El movimiento de la risa actúa sobre el diafragma, facilitando la correcta digestión de los alimentos. Los nutrientes se absorben mejor y, por tanto, se reducen los problemas de estreñimiento asociados al escaso movimiento intestinal.

Porque somos más creativos. La felicidad y la risa aumentan los niveles de adrenalina, imprescindibles para desarrollar la imaginación y la creatividad.

En definitiva, la risa es un potente remedio de medicina preventiva que beneficia nuestro equilibrio mental y emocional, a la par que es bueno para nuestra salud física. Las personas que ríen más suelen vivir más años y su calidad de vida es mejor. Así que, ¿por qué no practicar esta terapia todos los días?

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Raquel Rodríguez

Deja tu comentario

últimos artículos sobre ansiedad