MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

¿Qué es la alcohorexia ?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La alcohorexia, también llamada ebriorexia, es una combinación de los síntomas generados por el alcoholismo, la anorexia y la bulimia. Suele darse en mujeres, menores de 30 años. La terapia psicológica es una de las soluciones a la problemática, ya que se trata de un trastorno. Quienes sufren alcohorexia no se limitan a tomar una copa, sino que ingieren grandes cantidades de alcohol.

4 sep 2012 · Lectura: min.
Algunas de las principales consecuencias para las pacientes de alcohorexia son la desnutrición, la ansiedad y los daños psicológicos.

La alcohorexia, también llamada ebriorexia, es una combinación de los síntomas generados por el alcoholismo, la anorexia y la bulimia. Suele darse en mujeres, menores de 30 años. La terapia psicológica es una de las soluciones a la problemática, ya que se trata de un trastorno. Quienes sufren alcohorexia no se limitan a tomar una copa, sino que ingieren grandes cantidades de alcohol.

Entre las causas que llevan a una mujer a padecer este trastorno psicológico se encuentran el evitar ganar peso, emborracharse más rápido (con el estómago vacío) y ahorrar dinero de la comida para comprar alcohol. Las principales consecuencias para los pacientes que sufren de alcohorexia son la desnutrición, la ansiedad y los daños psicológicos.

La alcohorexia se considera un trastorno alimentario incluso más grave de los que hasta ahora se conocen, ya que priva al cerebro de los nutrientes necesarios, a la vez que le proporciona una gran cantidad de alcohol. Esta combinación puede provocar problemas cognitivos a corto y largo plazo, incluyendo dificultad de concentración, pérdida de la capacidad de estudio y problemas en la toma de decisión. Todo ello puede desembocar en actitudes violentas y en enfermedades crónicas, que pueden llegar a dañar seriamente la salud de los afectados.

Muchas mujeres llegan a tener una dieta espartana durante el día y, por la noche, consumen todas las calorías no ingeridas a lo largo de la jornada tomando cantidades desmesuradas de alcohol. A pesar de ello, no consideran que padezcan un problema de alcoholismo y se crean la falsa ilusión de saberse controladoras de las bebidas alcohólicas que toman y lo que deben dejar de comer para amortizar los centenares de calorías que puede tener cualquier cóctel. 

El uso y abuso de alcohol en adolescentes y adultos jóvenes es una conducta en alza, que se traduce en la toma de grandes dosis de bebidas alcohólicas, incluso en plena calle. Cuando la conducta de dejar de comer para ingerir alcohol se repite varias veces a la semana durante un tiempo superior a los 30 días, se considera que una persona se encuentra ante un problema de alcohorexia.

Foto: Psique-Logos

psicólogos
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario
Comentarios 2
  • Maria jose

    Necesitamos ayuda de un profesional y cuanto antes

  • Bernardo Ruiz Victoria

    El alcoholismo ha ido evolucionando en los últimos años generando nuevos patrones de conducta patológica como el que se comenta en este artículo. Los profesionales que llevamos muchos años trabajando en el tratamiento de la adicción al alcohol y a otras substancias adictivas, hemos visto como el modelo clásico de alcohólico que bebe a diario, que se levanta con ansiedad de beber y que se pasa el día entero bajo los efectos del alcohol ha dejado paso a formas de beber intermitente. Se trata de personas cuya adicción se manifiesta sobre todo por el descontrol de su conducta una vez que empiezan a beber, porque no pueden parar, y a combinaciones de conductas adictivas como en el caso mencionado aquí. En todo caso es necesario aplicar una terapia que trabaje sobre los motivos y causas, internas o externas, que llevan a la persona a beber, modificando sus patrones patológicos de pensamiento y de conducta para que pueda salir del laberinto de la adicción.