Acceso centros Añade tu centro gratis

El estrés me mata

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Cuando acumulamos estrés, las consecuencias nos afectan de manera integral, tanto al cuerpo como a nuestras funciones mentales.

10 JUN 2018 · Lectura: min.
El estrés me mata

Cada vez somos más quienes estamos de acuerdo en las repercusiones de las emociones en nuestra salud. Te has fijado en que, después de un tiempo especialmente estresado por motivos laborales, contraes una gripe o te sientes más cansado de lo habitual, o te sientan mal las comidas?

Cuando el estrés o la ansiedad superan valores normales, que serían los que desarrollamos para resolver las exigencias de nuestra vida cotidiana, afectan a nuestro organismo de forma que nuestra respuesta al entorno se vuelve deficitaria. La ansiedad se manifiesta a nivel de un triple sistema de respuesta:

  • 1.Cognitivo o de pensamientos : Falla la concentración, tenemos problemas para tomar decisiones, olvidos, bloqueo de la actividad mental, etc. Y como consecuencia de todo ello, y, ante la falta de autocontrol sobre nuestras capacidades, baja nuestra autoestima. Empezamos a tener pensamientos como: "no valgo", "no soy capaz", "no lo lograré"…..
  • 2.Conductual: Son déficits en nuestra actividad, como propensión a los accidentes, consumo de sustancias estimulantes como café o tabaco, explosiones emocionales desmedidas (en forma de respuestas airadas o llanto sin motivo aparente), dificultades para descansar, insomnio, pesadillas, etc.
  • 3.Fisiológica: Los trastornos a nivel orgánico son incontables. Pueden ser trastornos cardiovasculares, taquicardia, hipertensión. Trastornos del sistema endocrino, como secreción de cortisol (la llamada hormona del estrés), elevación de glucosa, fallos de la hormona tiroidea. Aparato digestivo, como gastritis, úlceras, colon irritable, etc. Enfermedades de la piel como dermatitis, ezcemas, alopecia, psoriasis. También a nivel de sistema somático, que se manifiesta en tensión muscular, contracturas, bruxismo. Síntomas difusos como sudoración, sequedad de boca, respiración entrecortada , ahogos, trastornos en la vista, etc.
  • Cualquiera de nuestros órganos o funciones orgánicas puede verse afectado. Además, cada persona posee lo que llamamos un "órgano diana" que resulta especialmente sensible a los picos de ansiedad.

Como puedes comprobar, los efectos del estrés o la ansiedad mantenidos en el tiempo pueden dar lugar a múltiples trastornos que aparecen justo cuando la situación que lo provocó ha desaparecido, o justo cuando más tranquilos estamos, de manera que parece no haber relación causa-efecto. En ese momento es cuando acudimos al doctor para que nos trate los síntomas, y no sospechamos que la base o conflicto emocional no se puede resolver con fármacos. Es con psicoterapia como intentamos que tu respuesta de estrés sirva para resolver problemas y que, en sí misma no sea un problema para ti. Descubrir y comprender por qué enfermas después de una o varias situaciones que valoras como "amenazas" es la única forma de prevenir que no se repita en el futuro.

Te animo a que consultes con un psicólogo si te encuentras en alguna de estas situaciones ya que, hoy día la ansiedad es fácilmente tratable y los tratamientos no son largos en el tiempo. Recuerda que tu salud física y mental redunda en tu propio bienestar y en el bienestar de los que te rodean.

Ana Mª Alarcón- Psicóloga

Escrito por

Centro de Psicología Maravillosa Mente

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre estrés