¿Qué son los tics nerviosos y por qué se dan?

¿Qué son los tics nerviosos? ¿Por qué se dan los tics en los adultos y en los niños? Descubre las causas, los ejemplos y cómo se tratan los diferentes tipos de tics que existen.

11 OCT 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Qué son los tics nerviosos?

Los tics nerviosos implican movimientos irregulares, incontrolables, no deseados y repetitivos. Las personas que sufren cualquiera de los tipos de tics que existen pueden padecerlo en cualquier parte del cuerpo, siendo una condición que afecta en muchos aspectos a aquellos que lo sufren. Normalmente, las personas que sufren tics nerviosos suelen desarrollarlos durante la niñez. En muchos casos los tics son temporales y acaban desapareciendo después de un año. A pesar de ello, algunas personas con estos tics infantiles pueden desarrollar un trastorno crónico.

¿Qué son los tics nerviosos?

Un tic es un movimiento o sonido abrupto incontrolable que se desvía de los gestos ‘normales’ que puede tener una persona. Uno de los ejemplos de tics más comunes es el parpadeo rápido y repetido de los ojos.

Las personas con tics nerviosos suelen experimentarlos de manera diferente a los otros casos de tics. Estos pueden expresarse a través de movimientos o ruidos incontrolables. En la gran mayoría de casos, los tics infantiles suelen durar menos de un año.

¿Por qué se producen los tics?

Las investigaciones muestran que en la mayoría de los casos existen las siguientes causas que favorecen al desarrollo de los tics nerviosos.

  • Genética: Los estudios indican que los trastornos desarrollados por los tics pueden heredarse. De hecho, una mutación genética puede causar el síndrome de Tourette en algunos casos.
  • Anomalías en el cerebro: Estas también pueden ser las responsables de los trastornos de tics. De hecho, estas anomalías cerebrales también podrían influir en trastornos como la depresión o el TDAH.
  • Neurotransmisores: Algunas investigaciones apuntan a que el trastorno del tic transitorio podría estar muy relacionado con los neurotransmisores.

Los diferentes tipos de tics que existen

Tipos de tics

Existen diferentes tipos de tics que señalan a un trastorno u otro de la salud mental. Entre ellos, encontramos los siguientes:

  1. Trastorno de tic transitorio: Estos tipos de tics nerviosos afectan hasta el 10% de los niños durante sus primeros años de vida. Suelen tener una duración entre un mes hasta 12 meses. Normalmente las personas con este trastorno experimentan un tic muscular o motor. Además estos pueden variar o incluso agravarse con el tiempo.
  2. Trastorno crónico de tic motor o vocal: Son aquellos tics que aparecen antes de la mayoría de edad y que duran más de un año. Estos tics pueden ser motores o vocales, pero no se dan a la vez. Normalmente, estos síntomas acaban desapareciendo con la adultez.
  3. Síndrome de Tourette: Se trata un de trastorno neurológico caracterizado por múltiples tics, tanto motores como vocales. De hecho es el trastorno de tic más grave y menos común. En una gran parte de los casos, los tics nerviosos debido a este síndrome suelen mejorar con la edad.

Síntomas de los tics nerviosos

Las personas que sufren de tics suelen experimentar lo siguiente.

  • Tics motores: estos incluyen tics, como movimientos de cabeza y hombros, parpadeo, sacudidas, golpes, chasquidos de dedos o tocar cosas u otras personas. Los tics motores tienden a aparecer antes que los tics vocales, aunque no siempre es así.
  • Tics vocales: son sonidos, como toser, carraspeo o gruñido, o repetir palabras o frases.

Los tics también se pueden dividir en las siguientes categorías:

  • Tics simples: son tics repentinos y fugaces que utilizan pocos grupos de músculos. Los ejemplos incluyen espasmos de nariz, ojos rápidos o carraspeo.
  • Tics complejos: implican movimientos coordinados que utilizan varios grupos de músculos. Los ejemplos incluyen saltar o caminar de cierta manera, hacer gestos o repetir palabras o frases.

En la gran mayoría de los casos en los que se experimentan tics, las personas suelen experimentar mucha tensión y estrés.

Ejemplos de tics

Las personas que se ven afectadas por los tics nerviosos suelen presentarlos de diferente manera. Entre los ejemplos de tics más comunes encontramos los siguientes:

  • Los tics simples se asocian con movimientos aleatorios que no tienen un propósito aparente, como puede ser parpadear o hacer muecas.
  • Los tics complejos involucran una serie de movimientos y parecen tener un propósito. Por ejemplo, repetir una palabra después de leerla.
  • Los tics verbales son tics que involucran movimientos como encogerse de hombros o mover los ojos.
  • Los tics fonéticos son tics que afectan al hablar, como puede ser hacer ruido por la nariz durante una conversación.

Tratamiento de los tics

¿Cómo se tratan los tics nerviosos?

En la mayoría de los tipos de tics infantiles, este trastorno a menudo desaparece sin tratamiento. Aun así, los niños/as que los sufren pueden verse perjudicados en el ámbito personal y educativo, por ello, puede ser recomendable acudir a un psicólogo/a profesional.

De hecho, en muchos casos, el estrés y la ansiedad ligados a los tics nerviosos pueden empeorar la situación. En estos casos, la terapia puede ayudar a manejar estos momentos a través de diferentes estrategias.

¿Cómo quitar un tic nervioso?

Aunque una persona que sufre de tics no puede evitarlos, la realidad es que existen una serie de consejos que se pueden tener en cuenta para reducir los tics.

  • Técnicas de relajación: La relajación es muy útil cuando se está  sufriendo de un tic nervioso. De esta forma, en vez de potenciar los sentimientos de angustia relacionados con un tic, lo mejor es intentar relajarse durante estos instantes.
  • Evitar el estrés y la ansiedad: Una forma de hacer que los tics se reduzcan es intentar evitar el estrés y la ansiedad. Por ello, puedes hacer más ejercicio o practicar la meditación para reducir este tipo de sensaciones.
  • Ignorar el tic: Lo peor que puedes hacer cuando estás ante un tic nervioso es ponerte más nervioso debido a este tic. De esta forma, evitarás potenciar sus efectos.
  • Aumentar la autoestima: En la mayoría de los casos las personas que sufren de un tic muscular o nervioso suelen acabar viendo perjudicada su autoestima debido a ello. Es importante trabajar en ella para hacer que los tics causen el mínimo impacto en la persona que lo sufre.

Los tics pueden llegar a causar una gran molestia en aquellas personas que los padecen. Por ello, la consulta con un profesional de la salud mental puede ser muy útil para frenar todos los malestares psicológicos que pueden estar asociados a ellos.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Leonard, J (2017). What causes different types of tic disorders? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/317950#Symptoms
  • Krans, B (2019). Transient Tic Disorder (Provisional Tic Disorder). Healthline. https://www.healthline.com/health/transient-tic-disorder
  • Tic. Good Therapy. https://www.goodtherapy.org/blog/psychpedia/tic
  • Parker, H (2020). Tic Disorders and Twitches. Web MD. https://www.webmd.com/brain/tingling-in-hands-and-feet   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicología infantil