Acceso centros Añade tu centro gratis

Los 4 beneficios psicológicos de la lectura

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La lectura es muy beneficiosa para la salud mental, pues nos hace ser más equilibrados y estables.

18 ABR 2018 · Lectura: min.
Los 4 beneficios psicológicos de la lectura

Leer es una experiencia mágica. Viajamos, nos enamoramos, descubrimos asesinos, realizamos hallazgos históricos, lloramos, nos reímos… El cóctel de sensaciones que nos provoca la lectura es inimaginable.

Un libro nos convierte en personas más tolerantes, empáticas y comprometidas con los demás; en seres más justos, responsables y, por qué no decirlo, más inteligentes. Porque la lectura tiene muchos beneficios para nuestra salud mental y es un excelente mecanismo para prevenir la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

Mantiene nuestro cerebro activo

El hábito de la lectura estimula la actividad neuronal y mejora la capacidad intelectual. Mientras leemos comprendemos conceptos, desarrollamos nuestra imaginación, ordenamos y relacionamos ideas, adquirimos concepción espacial y destreza lingüística, aprendemos. Además, esta constante actividad cerebral favorece nuestra capacidad memorística y cognitiva, lo que es muy importante conforme cumplimos años. Se ha demostrado que leer ayuda a retrasar los problemas memoria que acusan las personas mayores y, como ya hemos adelantado, previene la aparición de enfermedades neurodegenerativas.

Es un remedio eficaz contra el estrés y el insomnio

Evadir la mente de los problemas cotidianos y dejarnos llevar por la historia que recogen las páginas de un libro es el mejor remedio para combatir el estrés. Si estamos nerviosos o estresados, la lectura ayuda a que nos concentremos en la historia que tenemos delante, y esto favorece la relajación. Por eso, cuando estamos inquietos o no podemos dormir leer puede hacer que nos olvidemos de todo. Es tal la capacidad de concentración y de relajación que tiene la lectura que mejora la calidad de nuestro sueño y, por ende, el descanso.

Hablamos y nos relacionamos mejor

Hay estudios que apuntan que la lectura mejora las habilidades sociales y la comunicación oral. La razón es bastante sencilla: un libro fomenta el aprendizaje. No solo conocemos nuevas culturas y descubrimos hechos históricos, sino que el simple hecho de leer estimula nuestro lenguaje, puesto que aprendemos palabras nuevas, pero también la capacidad para expresarnos. Ello tiene su reflejo en la concepción que tenemos de nosotros mismos, ya que, gracias a este aprendizaje, se incrementa nuestra autoestima, lo que se traduce en una mayor seguridad a la hora de relacionarnos con los demás o de exponer ideas delante de un grupo.

Ayuda a combatir la soledad

Cuando nos ponemos en la piel del protagonista de un libro o nos imaginamos que somos el personaje principal de un texto nos metemos de lleno en una historia donde estamos rodeados de seres, reales o imaginarios, que nos acompañarán en nuestra aventura durante todo el tiempo que dure la travesía. Así, mientras leemos no estamos solos ni sentimos esa desazón que puede ocasionar la soledad.

Leer nos abre la mente, nos hace ser más sensibles y empáticos, y nos ayuda a comprender a los demás. Incluso es un excelente remedio para encontrar amigos (e incluso pareja, porque leer nos hace parecer más atractivos), ya que la lectura no es solo el placer de perderse en un libro, sino también la pasión de compartir nuestra experiencia con los demás.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre estrés