¿Cómo dejar de ser una persona celosa? 14 Consejos para aprender a controlarlos

¿Qué podemos hacer para dejar de ser personas celosas? ¿Cómo podemos controlar nuestros celos y/o aprender a gestionarlos? Descubre algunos consejos para manejar estos sentimientos.

21 JUN 2022 · Última modificación: 1 JUL 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Cómo dejar de ser una persona celosa

A ninguna persona le gusta sentirse celosa. Sin embargo, los celos son una emoción inevitable que casi todos experimentamos en algún momento u otro. El problema de los celos es que en lugar de que surjan de vez en cuando, estos sentimientos nos acaben controlando tanto nuestras actitudes con los demás como nuestros pensamientos.

En algunos casos, las personas pueden experimentar que los celos los acaban dominando e incluso moldeen la manera en la que se sienten con ellos/as mismos/as así como interpretan el mundo que les rodea. Por lo tanto, aprender a saber cómo dejar de ser una persona celosa, sobre todo en estos casos, es vital para que nuestras relaciones sean saludables.

¿Cómo dejar de ser una persona celosa?

Cuando hablamos de que alguien es un celoso o tiene una pareja celosa, solemos hacerlo destacando el aspecto negativo que esto implica. Esto es debido a que cuando alguien es muy celoso/a suele experimentar problemas con la ira, el resentimiento o la tristeza. De este modo, si sientes que tienes este tipo de comportamientos, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  1. Analiza de dónde provienen estos sentimientos: El primer paso para dejar de ser una persona celosa es precisamente saber de dónde surgen estas emociones. Por ejemplo, quizá tengas una actitud celosa debido a que tu pareja empieza a pasar más tiempo con su nuevo amigo/a y esto fue la primera señal que notaste cuando tu ex pareja te engañó. Al analizar la fuente de estos sentimientos, puedes saber si estos provienen de inseguridades propias, el miedo o patrones en relaciones pasadas. Al tener claro su origen, esto puede ayudarte a descubrir cómo enfrentarlo.
  2. Expresa tus preocupaciones: Si existe un tipo de comportamientos o actitudes de tu pareja que desencadenan los sentimientos de celos, es importante que aprendas a comunicarlo. Es decir, para saber cómo controlar los celos, es crucial que tengas en cuenta que nadie está en tu mente ni sabe qué es lo que te está dañando. A veces solemos pensar que cuando estamos con alguien, esta persona sabe perfectamente cómo nos sentimos debido a que nos conoce, y en la gran mayoría de los casos no es así. Así que si observas un comportamiento que te hiere por parte de tu pareja, debes comunicárselo.
  3. Háblalo con alguien de confianza: En muchas ocasiones, los celos pueden distorsionar tu realidad. De hecho, puedes incluso percibir o notar actitudes que en realidad no son así. De esta forma, si quieres aprender a saber cómo gestionar los celos, una manera de hacerlo será precisamente comentarlo con alguien de confianza. A veces, expresar estas preocupaciones a otra persona, como un amigo/a o familiar, puede hacerte ver que la situación es menos aterradora y puede ayudarte a obtener otra perspectiva.
  4. Enfréntate a tus celos: Una de las maneras de saber cómo trabajar en los celos, es intentando ver estos sentimientos cómo una fuente útil de información. En lugar de verlo como un ataque a ti o como algo que te culpa, quizá estas emociones negativas te están indicando que sientes que falta algo en tu relación. Por lo tanto, quizá es hora de solucionar estos problemas en vuestro vínculo.
  5. Evita las comparaciones: Los celos a veces surgen en respuesta a una idealización de otras personas. Es decir, que en muchas ocasiones para evitar los celos debemos dejar de compararnos con una visión idealizada de los demás. Sobre todo en el caso de que lo hagas mirando las redes sociales.
  6. Practica la gratitud: Nadie tiene todo lo que realmente quiere. De hecho, a veces solemos centrarnos en todo lo negativo en lugar de ver la parte positiva de aquello que nos rodea. Si quieres dejar de ser una persona celosa en estos instantes, quizá practicar la gratitud por aquello que tienes puede ayudarte a enfrentar los sentimientos negativos que estás experimentando.
  7. Explora los problemas que hacen que te sientas celoso/a: En lugar de centrarte en lo que te hace sentir celoso/a intenta manejar esta energía hacia lo que realmente te causa estas emociones. Por ejemplo, en muchas ocasiones lo que no te hace confiar en tu pareja puede ser debido a que estás sufriendo problemas de ansiedad o de autoestima. Por lo tanto, quizá deberías afrontar estos problemas en lugar de centrarte en los celos. Para ello, te recomendamos que intentes aceptar estos sentimientos, pero que, a la vez, reconozcas los patrones de pensamientos negativos para poder desafiarlos o incluso reemplazarlos.                                    Claves para dejar de ser celoso/a
  8. Reconoce tu valor: Cuando los celos nos llevan a compararnos con los demás, nuestra autoestima puede verse afectada. La mejor forma de saber cómo dejar de ser celosa o celoso en estos casos es precisamente valorándote más a ti mismo/a. De hecho, las investigaciones apuntan a que existe un vínculo entre los sentimientos de celos y la autoestima, por lo que en muchos casos cuando los sentimos es que creemos que estamos sufriendo una amenaza para nuestro valor personal. Cuando esto sucede, es importante combatir la baja autoestima. Por ejemplo, puedes recordar e incluso hacer una lista de las cosas que haces bien; intentar practicar la autocompasión, es decir, tratarte como lo harías con un amigo/a cercano/a; hazte afirmaciones de valor propio diariamente; recuerda las cosas que valoras en tu pareja o relación y tómate un tiempo para hacer aquellas cosas que disfrutas.
  9. Practica la atención plena: Las técnicas de mindfulness o de atención plena permiten que las personas se centren en sus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos y/o criticarlos. Además, aumentar la conciencia y estar más en el presente es un método que puede ayudarte a saber cómo controlar los celos.
  10. Ten paciencia: No puedes evitar tener celos. Pero, si ya has experimentado estos sentimientos antes, probablemente ya sepas que los celos se acaban desvaneciendo con el tiempo. De esta forma, a medida que pasa el tiempo, si intentar aprender a saber cómo gestionar los celos, es muy probable que acabes teniendo menos necesidad de compararte a ti mismo/a con los demás.
  11. No actúes mientras sientes celos: Nuestra voz interior crítica tiende a aconsejarnos que empecemos a tomar medidas que pueden acabar dañándonos a largo plazo. Si sientes que estás experimentando celos, es importante que no actúes en función de estos sentimientos. De hecho, si empezamos a dejar que estos nos controlen, acabamos alentando este tipo de comportamientos.
  12. Lidia con tus pensamientos negativos: Lo mejor que podemos hacer para saber cómo gestionar los celos es precisamente intentando lidiar con los pensamientos que nos llenan de esta negatividad. Por lo tanto, debemos ‘conquistar’ nuestro crítico interior, afrontando las ideas que no son reales y que nos provienen de nuestras inseguridades. Para ello, te recomendamos razonar con estos pensamientos como si fueras un amigo íntimo dando un consejo.
  13. Haz que sean tu fuente para mejorar: Si experimentas los celos, en lugar de centrarte en el aspecto negativo, haz que sean tu fuente para mejorar como persona. Por ejemplo, si sientes que estás celoso/a de que tu pareja hable con una persona, examina qué es lo que esta persona tiene, que puede ser diferente a ti. En lugar de tomarlo como algo que puede ocasionarte la pérdida de tu pareja, intenta ver si realmente puede ayudarte a mejorar en algún aspecto de tu carácter o personalidad.
  14. Acude a terapia: Si sientes que lo has probado todo y no sabes cómo dejar de ser una persona celosa, quizá deberías acudir a terapia junto a un psicólogo/a profesional.

Claves para evitar los celos

¿Cuándo deberías buscar un tratamiento para los celos?

No siempre es fácil saber cuándo deberíamos acudir a terapia debido a que tenemos comportamientos propios de un celoso/a compulsivo/a. Algunas de las señales que indican que tienes un problema que requiere de la ayuda de un profesional de la salud mental son las siguientes:

  • Los celos te conducen a pensamientos obsesivos o fijos.
  • Notas comportamientos compulsivos debido a los celos.
  • Los pensamientos sobre los celos se vuelven incontrolables o intrusivos.
  • Tiene pensamientos o impulsos violentos.
  • Los sentimientos de celos desencadenan comportamientos o actitudes problemáticas, como seguir a tu pareja o controlarla constantemente.
  • Los celos afectan tu vida cotidiana, ya que te impiden hacer las cosas que quieres o te causan otro tipo de angustia que te limita.

En realidad, los celos son una información que puede ayudarte a saber quién te importa en realidad. Pero, estos sentimientos no deberían causarte problemas ni a ti ni a tus relaciones.

PUBLICIDAD

Escrito por

Guacimara Hernández

Psicóloga
nº colegiado: P-01898

Guacimara Hernández es licenciada en Psicología, tiene un doctorado y se ha formado en diversos lugares para traer siempre lo mejor a sus pacientes. Especializada en diversos campos como es el forense, sexología, adolescentes o infantil, se caracteriza por ser una persona capaz de dedicarle a sus pacientes el tiempo necesario con las mejores herramientas.

Ver perfil

Bibliografía

  • Brito, J (2019). 12 Ways to Let Go of Jealousy. Healthline. https://www.healthline.com/health/how-to-not-be-jealous#find-the-source
  • How to Deal with Jealousy. Psych Alive. https://www.psychalive.org/how-to-deal-with-jealousy/  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre celos