Mi pareja es demasiado celosa, ¿qué puedo hacer?

A veces toleramos en exceso los celos. No lo hagas más, descubre estrategias para no dejarte llevar por los celos de tu pareja y mejorar vuestra relación.

6 ABR 2017 · Lectura: min.
Mi pareja es demasiado celosa, ¿qué puedo hacer?

Estamos acostumbrados a leer posts que hablan sobre estrategias para dejar de ser celoso/a, pero ¿Qué pasa si tu pareja es quien tiene los celos?, ¿Qué puedes hacer tú al respecto?

Partimos de unas creencias que nos perjudican sobremanera: la creencia de que quien te quiere te hará sufrir y la creencia de que si no es celoso/a es porque no está realmente enamorado/a. Esas dos premisas hacen que muchas veces aguantemos cosas que no tendríamos que soportar y que permitamos los celos patológicos dentro de la relación.

Es cierto que el sentimiento de pertenencia hace que los celos sean algo habitual. Sentimos que la otra persona en parte nos pertenece, y por tanto, es normal sentir celos cuando percibes una cierta amenaza que hace que la relación pueda tambalearse. Hasta aquí es todo normal. El problema viene cuando tu pareja hace cosas como:

  1. Te somete a interrogatorios: Todo lo que haces que no está a su vista puede ser objeto de interrogatorio. Donde y con quién has estado son las preguntas más frecuentes que luego van acompañadas de "¿y qué habéis estado haciendo?, ¿Cuánto tiempo?, ¿Y luego, hasta la hora que has llegado qué has hecho?", etc. El interrogatorio puede ser muy detallado y no dejar ningún fleco suelto.
  2. Aparecen comentarios de reproche: Aparecen frases en las que la persona manifiesta sentir envidia, "Conmigo no te arreglas tanto", "conmigo ya no te ríes así", "siempre sacas tiempo para los demás pero no para mí", "yo soy el segundo plato", "a mí no me contestas pero veo que estás en línea así que seguro que estás hablando con tus amigos/as", etc. El reproche también puede estar relacionado con no perdonar errores pasados que salen a la luz cuando ya no se puede hacer nada: "seguro que vuelves a dudar de la relación como cuando me dijiste que ya no sentías lo mismo por mí", "ya me quieres dejar como la otra vez".
  3. No confía en lo que le dices: Cuando haces cosas con otras personas a nivel social o incluso en el trabajo, puede pensar que lo que dices es mentira. Por ejemplo: "¿Seguro que has ido al gimnasio?, para ir al gimnasio uno no se viste así".
  4. Se enfada constantemente: El control y las dudas sobre lo que haces y los comentarios de reproche muchas veces son fuente de discusión. Si no le contestas rápido los mensajes al móvil, se enfada, si haces algo que él/ella interpreta como inapropiado, se enfada. Sientes que hagas lo que hagas él/ella se enfada. El nivel de susceptibilidad es muy elevado.

Además de todo esto, suelen aparecer comentarios que utiliza para justificar los celos: "es que eres demasiado guapo/a", "esto me pasa porque te quiero demasiado", "eres tan bueno/a o inocente que no te das cuenta de lo que provocas en los demás", etc.

¿Qué puedes hacer si tu pareja es demasiado celosa?

Lo primero a tener en cuenta es que resolver este problema es cuestión de la persona que siente celos; tú por ti mismo/a no puedes resolverlo si él/ella no pone de su parte. Además, lo más probable es que esta persona necesite ayuda de un terapeuta, ya que los celos sin terapia son difíciles de resolver. No intentes hacer de su terapeuta, no eres la persona indicada ya que estás demasiado implicado/a y es mejor que se encargue de esto alguien imparcial.

  1. Deja de justificarte: No caigas en contestar a los interrogatorios. Cada vez que te veas sometido/a a uno de ellos, explícale que tiene que aprender a confiar en ti y que esas respuestas no le van a ayudar a quedarse tranquilo/a. Intentará utilizar esta respuesta como arma con frases como: "eso lo dices porque no quieres contestarme, algo tendrás que ocultar". No caigas en ese juego, simplemente explícale que crees que es mejor que aprenda a tolerar que no le expliques todo y confíe en ti, que la confianza es uno de los pilares fundamentales de las relaciones.
  2. Espera el momento idóneo para hablar: No intentes resolver los problemas cuando él/ella está enfadado/a. Espera que se calme para hablar sobre lo que preocupa, y especialmente ahí, en la calma es un buen momento para introducir la dificultad de los celos y la importancia de la confianza mutua y los acuerdos.
  3. El pasado es pasado: Si te recrimina cosas del pasado es importante que le remarques que eso ya no está y que hay que avanzar. Si en algún momento dudaste de la relación o quizás fuiste infiel, es importante pasar página y si no puede hacerlo, quizás os iría bien hacer una terapia de pareja para ayudar a la cicatrización de heridas. Si son discusiones por problemas pasados, hay que preguntarse si se pueden resolver, y si no es así, no hay que darle más vueltas.
  4. Habla de tus sentimientos: Explícale lo que te gustaría que hiciera, lo que provoca que la relación no vaya bien, que necesitas que confíe en ti y que deje de atacarte, ponle ejemplos de lo que te gustaría que deje de hacer y explícale que los celos son lo que pueden hacer que la relación no funcione. Expresa cómo te sientes cada vez que te acusa de algo que no has hecho.
  5. Expresa afecto: Evidentemente es importante crear un ambiente bueno en la relación. Intenta fomentar los buenos momentos y muestra tu cariño y afecto con la persona que quieres pero no caigas en las muestras de cariño para complacer. Es decir, si sientes que muestras cariño sólo para que no dude de ti o lo haces después de una discusión sin haberla resuelto, puede que ese cariño no sea sincero. Expresa tu afecto cuando lo sientas así.
  6. Sé sincero/a y sé tú mismo/a: Si caes en utilizar la mentira para evitar discusiones, al final habrá discusiones. Piensa que intentará encontrar la laguna o la mentira, así que probablemente se descubra el pastel y luego la discusión será más importante. Es mejor que seas sincero/a y expliques la verdad de lo que sucede. Sigue con tu vida y no dejes de hacer cosas por miedo a las represalias o para evitar una discusión.
  7. Establece límites: A veces puedes verte sin intimidad porque no tienes nada que esconder y prefieres que se calme sus celos. En realidad eso es contraproducente porque cada vez va a preguntarte más y a analizarte más. Conserva tu parcela de la intimidad y la individualidad. No dejes de quedar con amigos/as si eso es lo que quieres, queda con familiares y evita que controle tu intimidad como el móvil o las redes sociales. Además, deja de justificarte, eso no hará que deje de ser celoso/a.
  8. Busca soluciones a los problemas: Las discusiones tienen que tener un objetivo. Si discutís pero nunca se resuelven, no habrá tenido ningún sentido esa discusión. Pactad una señal para que cada uno se vaya a reflexionar por su cuenta. Cuando haya una discusión que esté siendo desproporcionada utilizad esa señal e iros a pensar (en esa reflexión se debe introducir el ponerse en el lugar de la otra persona). Una vez la rabia esté calmada hablad sobre lo sucedido y esa conversación tiene que ir encaminada a resolver el problema. ¿Qué podéis hacer cada uno de vosotros para resolver el problema?

Finalmente, es importante remarcar que es fundamental que la persona que siente celos realice una terapia para trabajar su autoestima, su inseguridad, vivencias pasadas, sentimientos de pertenencia o cualquier otra causa que provoquen los celos.

Encarni Muñoz Silva

Psicóloga sanitaria, colegiada nº 16918

Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil
Deja tu comentario
3 Comentarios
  • Lea

    Me parece que estuvierais hablando de mi.

  • Maria Dulce Perdomo Gonzalez

    Me parece muy interesante. Yo estoy intentando prepararme psicológicamente para dejar a mi marido e ir a vivir sola. Pues han sido 28 años de sacrificios, falta de apoyo, desconfianzas, etc. Y yo siempre cediendo para que no armara jaleo y ello influyera con mis hijos. Aunque también la tomaba con ellos, sobre todo con el mayor que es un niño muy sensible, ya tiene 27 años. Bueno pues a mí lo que me interesara es tratamiento psicológica para convivir con las malas experiencias del pasado, pues cuando las recuerdo sufro mucho. No quiero terapia de pareja, pues tengo claro que ya yo no lo quiero para estar con él.

  • emilie jacquetton

    Hola Encarni, es muy bueno este articulo. Si te apetece hacer un taller presencial o webinar sobre ello, nosotros tenemos una plataformadonde publicamos talleres para ayudar las personas en su vida y su salud sobre temas muy concreto. Los celos es uno de los temas que nos encantaría publicar ya que es un problema muy común de vida

últimos artículos sobre celos