7 Actitudes de un pasivo-agresivo en la pareja: ¿Qué hacer ante esta actitud?

¿Cómo es una persona con personalidad pasivo agresiva dentro de una relación? ¿Cómo lidiar con una conducta pasivo-agresiva? Descubre las claves para afrontar este problema en tu relación.

30 MAR 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Comportamiento pasivo-agresivo en la pareja

Una actitud pasivo-agresiva puede variar desde acciones como dar excusas para no hacer algo que no desean hacer, hasta sabotear el bienestar y el éxito de alguien. La mayoría de las personas que son pasivo agresivas suelen tener cuatro características comunes: no ser razonables al tratar con ellos/as, tienen relaciones incómodas, no suelen expresar sus sentimientos y evitan siempre enfrentarse directamente con los demás. Este tipo de actitudes pueden perjudicar nuestras relaciones, sobre todo si se presentan dentro de una relación de pareja.

¿Cómo es un pasivo-agresivo en la pareja?

Existen una serie de actitudes que pueden reflejar una conducta pasivo-agresiva dentro de una relación. Entre el comportamiento pasivo agresivo más común dentro de una relación, podemos destacar las siguientes:

  1. Hostilidad verbal encubierta: alguien con una personalidad pasivo-agresiva puede actuar de manera agresiva a través de las palabras, aunque sea de manera indirecta. Por ejemplo, puede criticar por detrás a los demás o invalidar los sentimientos de los otros/as.
  2. Humor negativo: Cuando las bromas hacen daño en la autoestima de la pareja, esto puede ser una conducta pasivo-agresiva. De este modo, las burlas repetitivas alrededor de la apariencia, el comportamiento, las decisiones, entre otros, puede señal una actitud pasivo-agresiva.
  3. Tratamiento silencioso: Al no incluirte en sus planes, o simplemente no hablarte de lo que le molesta ante un problema, esto también puede ser un comportamiento común de una persona con personalidad pasivo-agresiva.
  4. Manipulación psicológica encubierta: Una actitud pasiva-agresiva dentro de la relación puede comportar la presencia de la manipulación. Entre algunos ejemplos de este comportamiento podemos destacar las mentiras, usar la culpabilidad para conseguir ciertos objetivos, entre otros.
  5. Culpar al otro/a: Responsabilizar a otra persona por la felicidad personal o la tristeza también es propio de una conducta pasivo-agresiva dentro de una relación.
  6. Sabotaje encubierto: Una actitud de un pasivo-agresiva también puede implicar el sabotaje de las tareas, proyectos o actividades de la pareja. Por lo tanto, esta conducta también puede causar daños o pérdidas materiales.
  7. Victimismo: El victimismo utilizado para poder manipular o afectar al otro/a se trata de una actitud pasiva-agresiva dentro de la pareja.

Un comportamiento pasivo-agresivo puede causar muchos daños dentro de una relación. Por ello, es importante detectar este tipo de actitudes y corregirlas para mejorar el vínculo con los demás.

Relación pasivo-agresiva

¿Cómo tratar a alguien con una actitud pasivo-agresiva?

Cuando existen actitudes pasivo-agresivas dentro de una relación, esto puede acabar afectando la salud mental de ambas partes. Por este motivo, te recomendamos que si tu pareja tiene esta personalidad pasiva agresiva, tengas en cuenta lo siguiente:

  • Mantente relajado/a: Una conducta pasivo-agresiva puede afectar nuestro estado mental y ponernos nerviosos/as. Ante este tipo de actitudes es vital intentar mantener la calma y pensar fríamente.
  • Háblalo: No intentes adivinar o asumir que sabes lo que siente o piensa tu pareja. En lugar de ello, pregúntale a tu pareja qué es lo que te quiere decir.
  • Usa la lluvia de ideas: Para poder solucionar los problemas que pueden surgir dentro de una relación, la lluvia de ideas puede ser una buena estrategia. De esta forma, os centraréis en solucionar el problema en lugar de ver los fallos que hay dentro de vuestro vínculo.
  • Crea una lista: tómate un tiempo para saber qué es lo que quieres mejorar dentro de tu relación. Escribe aquellas cosas que te gustaría poder cambiar sobre el comportamiento de su pareja y lo que podría hacer para que te sientas más feliz y segura dentro de la relación.
  • Establece los límites: La comunicación es una de las claves para que cualquier relación sea sana. Por ello, si sabes cuáles son tus límites y qué es lo que deseas dentro de la relación, es importante mantener una conversación clara sobre ello.
  • Acude a terapia: Tanto si eres tú el que adoptas una actitud pasivo-agresiva como si es tu pareja, la terapia os puede ayudar a mejorar estos comportamientos y a tener una mejor comunicación dentro de la relación.

Cuando te encuentras en un conflicto con alguien con una personalidad pasivo-agresiva, es crucial centrarte en el presente o en el futuro en lugar de repetir los problemas del pasado. Sacar a relucir los defectos o fallos del otro/a no solo no ayudará a la otra persona a cambiar, sino que también puede acabar afectando dentro del vínculo. Ante todo, dentro de una relación es fundamental el respeto mutuo.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Ni, P (2015). 10 Signs of a Passive-Aggressive Relationship. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/blog/communication-success/201508/10-signs-passive-aggressive-relationship
  • Lawrence, L (2020). How to Recognize (and Handle) Passive-Aggressive Behavior.  Healthline. https://www.healthline.com/health/passive-aggressive-personality-disorder 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapias de pareja