Acceso centros Añade tu centro gratis

La terapia EMDR para superar rupturas y relaciones tóxicas

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Quién no olvidaría todas las cosas malas que ha experimentado en el amor? Si te ha gustado la peli !Olvídate de mi! necesitas leer este artículo, para conocer el poder de la terapia EMDR.

29 OCT 2019 · Lectura: min.
La terapia EMDR para superar rupturas y relaciones tóxicas

¿Quién no olvidaría todas las cosas malas que ha experimentado en el amor? Probablemente muchos responderían a esta pregunta diciendo que sí.Muchos de ellos habrán visto ¡olvídate de mí!, una película donde Jim Carrey y Kate Winslet actúan la vida de una pareja muy poco probable tratando de borrar su memoria con el fin de olvidarse y dejar de sufrir de la ruptura.

El resumen de la peli: Joel (Jim Carrey) descubre que su ex novia Clementine ha contratado la Lacuna inc. para que borraran todos los recuerdos de su historia de amor después que rompieron. El Dr. Mierzwiak dirige la empresa, y vende un tratamiento capaz de cancelar los recuerdos dolorosos, en una sola noche, mientras que el "paciente" está dormido. Entonces Joel decide borrarlos también y acabar con el dolor. A medida pero que los recuerdos están siendo borrados de su memoria, se da cuenta que sigue enamorado de Clementine y intenta con toda su fuerza parar el proceso.

"Muchos estarán familiarizados con lo malo que lo han pasado cuando terminaron una historia de amor y con el deseo que todo el dolor acabará de inmediato".

¿Porque queremos olvidarnos de las malas rupturas?

Las rupturas nos ponen por delante un proceso de pérdida, que como todos los "duelos" llevan un tiempo para sentir que podemos seguir adelante y que el sufrimiento ha terminado. En una época donde potencialmente cada momento de nuestras relaciones puede dejar un rastro digital, con la posibilidad de repasarlos (a través de los mensajes de whatsapp, de las fotos subidas en Facebook etc ...) nos encontramos con una dificultad más en salir adelante.

Después de una ruptura, sobre todo si estamos saliendo de una relación disfuncional, o en otras palabras, una que estaba preñada de problemas de apego, nuestro cerebro nos dice que no podemos aguantar este dolor y queremos que desaparezca inmediatamente.

¿Qué tienen que ver las relaciones de pareja con un nuestro pasado?

Una ruptura puede estar reforzando o desencadenando un trauma infantil más profundo.Hoy en día hay un nivel extremadamente completo de comprensión de cómo la mente humana se desarrolla y funciona, gracias a disciplinas como la neurociencia, que con sus herramientas y con la investigación ha arrojado luz sobre el órgano más completo y más fascinante, el cerebro.

Ahora está claro que todas nuestras experiencias pasadas moldean nuestras conexiones cerebrales e influyen en cada aspecto de nuestra vida, especialmente cuando se trata de la forma en que nos movemos en nuestro entorno relacional. Nuestras experiencias en la relación de apego con nuestros padres se quedan grabadas en la memoria y forman modelos mentales de las relaciones futuras.

Por supuesto, puede que algún otro evento fuera de la familia ponga una piedra de toque en nuestra vida, y cause algunas molestias en el futuro.En todo caso, la mayoría de los problemas en las relaciones afectivas están generalmente causados por experiencias pasadas no resueltas que siguen empujándonos en las direcciones equivocadas.

Estos recuerdos están "congelados" y cada vez que una situación los desencadena, nos sentimos tan mal como pasar por ellos por primera vez.

¿Como se puede superar un trauma y olvidar una mala ruptura?

Sin necesidad de borrar nuestra memoria como en la película de Jim Carrey, en la vida real existe un tratamiento terapéutico que ha ayudado a millones de personas a seguir adelante después de experiencias negativas o traumáticas, y se llama EMDR, es decir, Desensibilización y Reprocesamiento por Movimiento oculares.En 1987, una psicóloga americana, la Dra. Francine Shapiro, observó que los movimientos oculares podían reducir la intensidad de los pensamientos y recuerdos perturbadores, bajo ciertas condiciones.

La Dra. Shapiro decidió estudiar este efecto científicamente y, en 1989, se publicó en el Journal of Traumatic Stress el primer ensayo que contrastaba la asombrosa eficacia de EMDR en los traumas de guerra de los veteranos.Desde entonces, EMDR se ha desarrollado y evolucionado y todavía sigue siendo estudiado, no sólo para el tratamiento de los traumas de guerra y el TEPT, sino en muchas otras condiciones psicológicas y trastornos: problemas de apego, ataques de pánico, trastorno obsesivo compulsivo, duelo complicado, fobias, trastornos dismórficos corporales, dolor crónico, dolor del miembro fantasma, trastornos disociativos, abuso sexual, adicciones, trastornos de la personalidad etc.

La efectividad del EMDR ha sido establecida por la investigación científica en todo el mundo, y ha sido contrastada incluso con estudios de neuroimagen, que han podido explicar cómo EMDR actúa "desde el interior del cerebro".

El objetivo de la terapia EMDR es reprocesar completamente las experiencias que están causando los problemas, permitiendo al paciente desarrollar una visión más adaptativa y positiva de él/ella mismo/a y de las relaciones afectivas."Reprocesar" no significa hablar de ello, como se haría en una terapia tradicional.

Reprocesar significa permitir al cerebro "digerir" completamente el recuerdo de las experiencias negativas y traumáticas del pasado, y almacenarlas apropiadamente en diferentes lugares del cerebro.

¿Cómo funciona el reprocesamiento con EMDR?

Cuando una experiencia causa un sufrimiento excesivo, y la persona siente que no está saliendo adelante (por ejemplo después de una ruptura o de una otra perdida) probablemente es porque la experiencia engancha con un recuerdo no procesado del pasado, sobre todo en la historia de apego. El recuerdo o los recuerdos están congelados, y no han podido almacenarse de una forma adaptativa. En lugar de eso, cada vez que se desencadenan, ocasionan una hiperactivación del sistema límbico, una región cerebral donde se procesan las emociones, por así decirlo.

EMDR activa un proceso neurobiológico que "mueve" la activación del cerebro desde las áreas límbicas a las áreas corticales más altas, donde el recuerdo se puede almacenar y conectar a un aprendizaje adaptativo, por ejemplo a un sentimiento de empoderamiento, a mejores habilidades relacionales y mejores elecciones en las relaciones de pareja. Al final de la sesión de EMDR, las emociones negativas y la respuesta emocional que solíamos sentir antes del procesamiento, ya no estarán.

En su lugar, al recordar la experiencia, nos sentiremos menos activados y menos empujados a reaccionar ante situaciones parecidas. La eficacia de la terapia con EMDR es tan asombrosa que los resultados empiezan a verse desde las primeras sesiones. Por esto, EMDR es un tratamiento mucho más corto que las demás terapias y consigue resultados que con otros métodos se alcanzaban en años. Con EMDR estamos hablando de semanas o meses de tratamiento.

¿EMDR borrará tus recuerdos como en la película "Olvídate de mí" ?

¡Por supuesto que no! Reprocesar un recuerdo negativo no significa borrarlo. Lo que puedes esperarte es recordarlo y sentirte más neutral, considerándolo como un simple evento de tu historia, que ya no te afecta como antes y que ha perdido la influencia que tenía sobre tu vida y tus relaciones afectivas.

La terapia EMDR para superar rupturas y relaciones tóxicas La terapia EMDR para superar rupturas y relaciones tóxicas
Escrito por

Gabinete de Terapia EMDR

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre dependencia emocional